Desde hace mucho tiempo existe controversia por las cenizas producto de la quema de carbón. (GFR Media) (semisquare-x3)
Desde hace mucho tiempo existe controversia por las cenizas producto de la quema de carbón. (GFR Media)

Orlando – La noticia sobre un acuerdo entre el Condado de Osceola y la empresa AES Puerto Rico para depositar en la ciudad de Saint Cloud cerca de 650 millones de libras de cenizas producto de la quema de carbón para generación eléctrica ha causado indignación entre líderes de organizaciones puertorriqueñas en Florida Central.

"No es correcto que nuestros oficiales electos tomen decisiones tan importantes a puerta cerrada, sin una audiencia pública. Tenemos preguntas sobre la transparencia en nuestro proceso político cuando toneladas de cenizas de carbón o cualquier otro contaminante se envían repentinamente a nuestra comunidad”, expresó Marcos Vilar, director de la organización Alianza for Progress.

Para el líder boricua, esta controversia pone de manifiesto la necesidad de que las iniciativas energéticas se concentren en fuentes renovables de energía (como el sol y el viento) tanto en Puerto Rico como en Florida. 

“Cuando tenemos islas y territorios enteros con millones de personas que no pueden deshacerse de los residuos de combustibles fósiles, ¿qué más pruebas debemos mostrar para avanzar hacia un futuro de energía renovable?”, dijo.

Por su parte, Jimmy Torres-Vélez, quien dirige la organización Iniciativa Acción Puertorriqueña, y quien también aspira a la candidatura para la alcaldía de Kissimmee, dijo que este acuerdo entre AES Puerto Rico y el Condado de Osceola luce irregular.

“Creo que hay que investigar, que hay que seguir la ruta del dinero en ese contrato. Porque, ¿cómo es posible que, habiendo miles de condados en Estados Unidos, muchos de ellos en zonas portuarias con acceso a barcos, a alguien se le ocurrió traer esto al lugar donde más puertorriqueños viven? ¿Por qué no llevaron eso a Carolina del Norte o a otro condado?  Esto es mucha casualidad”, planteó el líder comunitario puertorriqueño.

Torres Vélez dijo que los comisionados del Condado de Osceola -entre los que hay una puertorriqueña- cometieron un grave error al consentir en este contrato sin que se realizara previamente un proceso de audiencias públicas para consultar a la ciudadanía.

Adelantó que habrá un proceso de educación a las comunidades sobre el tema de las cenizas y sus implicaciones antes de tomar una decisión sobre futuras manifestaciones o protestas públicas.

“Si las cenizas no son buenas en Guayama (cerca de la zona en Puerto Rico donde ubica la planta AES), no son buenas para Osceola. Hay que buscar una alternativa y me parece que los comisionados de Osceola cometieron un error muy grande en no abrir una discusión”, reiteró.

El Condado de Osceola está dominado por los demócratas.

El Nuevo Día solicitó una reacción al senador republicano Rick Scott, quien se ha presentado como “el congresista de los puertorriqueños”, pero no hubo respuesta al cierre de esta edición.

Hoy, el congresista puertorriqueño, el demócrata Darren Soto, urgió a los comisionados del Condado de Osceola a que reviertan esta decisión.

“Nos oponemos al depósito perjudicial de esas cenizas en el Condado de Osceola y exhortamos al condado a revertir esta decisión”, dijo el congresista de Florida a El Nuevo Día.


💬Ver 0 comentarios