El senador Charles Schumer. (AP)
El senador Charles Schumer, líder de la mayoría demócrata del Senado de Estados Unidos.

Washington D.C. – El líder de la mayoría demócrata del Senado, Charles Schumer (Nueva York), reafirmó su oposición a un proyecto que avance la propuesta de convertir a Puerto Rico en un estado de Estados Unidos y expresó su claro rechazo a medidas, como la ley 22, que convierten la isla en un paraíso fiscal para millonarios.

En una reunión comunitaria del distrito 11 de Manhattan, Schumer dijo que ha hecho claro al congresista demócrata Ritchie Torres y al presidente del condado del Bronx, Rubén Díaz, hijo, ambos puertorriqueños, que no favorece echar hacia delante un proyecto proestadidad.

“No favoreceré su proyecto pro estadidad hasta que enderecen las cosas”, indicó Schumer, según la grabación de la reunión.

En diciembre, Schumer ya había adelantado a El Nuevo Día que el referéndum del 3 de noviembre - en el que la estadidad obtuvo el 52.5% de los votos-, no reflejó el fuerte consenso que se requiere para avanzar un proyecto pro estadidad y dijo que está en espera de que se genere un acuerdo en la Isla sobe un proceso “justo”.

“No hay consenso, hay división”, indicó entonces Schumer.

Cuando en la reunión el artista y educador Andrew Padilla denunció que millonarios se muden a la isla para evitar el pago de contribuciones, Schumer sotuvo que batalló sobre esos beneficios – en referencia a la ley 22-, con el exgobernador Ricardo Rosselló.

“No dejas a los ricos tener una ruta de escape para no pagar contribuciones. Eso fue asqueroso”, afirmó Schumer, al comparar esos beneficios con iniciativas republicanas.

En el pasado, políticos que se habían reunido con Schumer apuntaban en privado hacia sus críticas a la ley 22.

Aunque destacó que el gobierno de Joe Biden ahora libera fondos de emergencia que fueron frenados a la Isla tras el huracán María, se mejora el acceso a fondos de Medicaid y que se hacen cambios en la composición de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF), Schumer lanzó la idea de condicionar fondos a la eliminación de medidas que convierten la Isla en un paraíso fiscal.

“Vamos a tener mejor gente en la Junta de Promesa o salir de la Junta de Promesa”, indicó Schumer.

El líder del Senado estadounidense destacó que ahora hay una nueva Legislatura en Puerto Rico y que ha hablado de estos asuntos con “una de mis mejores amigas”, la congresista demócrata Nydia Velázquez (Nueva York), la decana de los boricuas del legislativo federal.

Hace unos días, el Servicio de Rentas Internas (IRS) informó que ha puesto en marcha una serie auditorías sobre las obligaciones contributivas de los beneficiarios de la Ley 22 de 2012 de Puerto Rico, luego del requerimiento de información que ordenó el Congreso sobre el funcionamiento de ese estatuto.

El estatuto se aprobó en el 2012 y para efectos de Puerto Rico, el contribuyente está exento de impuestos sobre ingresos devengados fuera de la isla, así como del pago de impuestos por ganancias de capital. El contribuyente acogido a la Ley 22 sí paga impuestos sobre ingresos en Puerto Rico, según las tasas negociadas en sus respectivos decretos.

💬Ver comentarios