En las pasadas semanas, en la Isla se celebraron los funerales de algunas víctimas boricuas del ataque. (AP)
Tras el ataque ocurrido hace cinco años, los ciudadanos rindieron homenaje a las víctimas en los alrededores de la discoteca Pulse.

Washington, D.C. - El Senado de Estados Unidos terminó anoche con el trámite de la legislación que persigue persigue reconocer la discoteca gay Pulse en Orlando, Florida, como un monumento de conmemoración nacional, en homenaje a las 49 víctimas del tiroteo ocurrido- el 12 de junio de 2016 - hace cinco años.

Los senadores adoptaron la medida después de que aprobar otra resolución del republicano Rick Scott, quien era entonces el gobernador de Florida, que recuerda a las víctimas.

La legislación fue aprobada hace un mes en la Cámara baja, donde también se ratificó en 2020.

El congresista demócrata boricua Darren Soto (Florida), autor de la legislación, ha indicado que la medida honra “a las víctimas, los supervivientes (53) y los primeros respondedores”. De las 49 víctimas del tiroteo, 23 eran puertorriqueños.

La legislación hace claro que el reconocimiento de la discoteca como un monumento no le hace parte del Sistema de Parques Nacionales ni permite que se gasten fondos federales para ningún propósito relacionado con esa instalación.

“Tengo la esperanza de que este reconocimiento sirva para siempre como un tributo a las víctimas y un recordatorio para todos nosotros defender siempre el amor y la bondad sobre el odio y la maldad en este mundo”, indicó el senador Scott.

El ataque en la discoteca fue perpetrado por Omar Mateen, con un fusil de asalto - una pistola automática-, durante una noche latina en Pulse. Mateen murió a manos de la Policía.

💬Ver comentarios