El congresista Ed Markey.
El senador Ed Markey. (Archivo)

Washington D.C. - Ed Markey, uno de los liberales del Senado, retuvo esta noche su candidatura a la reelección en Massachusetts, al vencer al congresista Joe Kennedy III en una de las primarias demócratas que más atención ha generado este año electoral.

Según los resultados extraoficiales, el senador Markey obtuvo el 54.6% de los votos para frenar las aspiraciones del congresista Kennedy. Markey es ahora favorito para ser reelecto en noviembre, frente al republicano Kevin O’ Connor, un candidato del Partido Verde y un independiente.

Kennedy es el primer miembro de la dinastía Kennedy en perder una elección en Massachusetts.

Durante su campaña, Markey, de 74 años, destacó el respaldo de la congresista boricua Alexandria Ocasio Cortez (Nueva York) y de la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz. También fue apoyado por su colega Elizabeth Warren, quien ocupa el otro escaño en el Senado por Massachusetts.

Markey ha sido senador desde julio de 2013, tras ganar la elección especial en sustitución de John Kerry, quien fue nombrado secretario de Estado por el entonces presidente Barack Obama. Previamente, Markey fue congresista durante 36 años.

Kennedy III es nieto del que fuera secretario de Justicia y senador por Nueva York Robert Kennedy y sobrino nieto del presidente John Kennedy, asesinados en 1968 y 1963, respectivamente. Su padre del mismo nombre también fue congresista.

Joe Kennedy ha sido congresista desde 2013 y tuvo el respaldo de la speaker Nancy Pelosi.

Mientras, en otra contienda que generó interés en Puerto Rico, el presidente del Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes, el congresista Richard Neal, venció en las primarias demócratas al alcalde de Holyoke, Alex Morse. Neal acaparó alrededor del 60% de los votos.

El alcalde Morse, cuya ciudad tiene cerca de un 50% de población boricua, tuvo el respaldo de la congresista Ocasio Cortez y la alcaldesa Cruz. Neal fue apoyado desde Puerto Rico por el excongresista Luis Gutiérrez.

Markey cuestionó que Joe Kennedy votara a favor de la ley Promesa, que impuso una Junta de Supervisión Fiscal (JSF) y creó un proceso judicial de bancarrota territorial para el gobierno de Puerto Rico reestructurar su deuda pública.

Morse, quien tiene 31 años y es alcalde desde hace una década, abogó por derogar Promesa. Neal votó a favor de ese estatuto, pero es uno de los congresistas más influyentes por presidir el comité que decide los temas contributivos.

Neal, de 71 años, ha estado en el Congreso desde enero de 1989.

Su comité de Medios y Arbitrios aprobó en esta sesión un proyecto que permitiría dar pleno acceso a Puerto Rico a los créditos por niños dependientes (CTC) e ingresos devengados (EITC), un lenguaje que luego fue incluido en una legislación con asignaciones de emergencia para la isla tras los terremotos de 2020 que el pleno de la Cámara baja federal aprobó en febrero pasado.