Según el teniente comandante Ryan de Vera, portavoz de la Marina de Guerra, el Pentágono ha invertido entre $15 millones y $20 millones anuales en la limpieza y descontaminación de los antiguos terrenos militares en Vieques.
Por más de seis décadas, la Marina de Guerra estadounidense utilizó una zona de Vieques como campo de tiro. (Ramón “Tonito” Zayas)

Washington D.C. - El representante Carlos “Johnny” Méndez dijo hoy haber abogado ante la Casa Blanca en favor de que el gobierno federal acelere el proceso de descontaminación y limpieza de los antiguos terrenos militares en Vieques y Culebra.

Méndez conversó esta mañana por internet con la directora adjunta para Puerto Rico y los territorios de la Oficina de Asuntos Intergubernamentales de la Casa Blanca, la puertorriqueña Gretchen Sierra Zorita.

Tanto zonas de Vieques como de Culebra fueron utilizados como campos de tiro y entrenamiento de las Fuerzas Armadas estadounidenses.

“La prioridad del gobierno federal debe ser completar los trabajos de descontaminación de los terrenos en las islas municipio de Vieques y Culebra. Han pasado 17 años desde que la Marina de Guerra cesara operaciones en Vieques y todavía no se ha terminado la limpieza de todas las tierras. En el caso de Culebra, que la Marina concluyó sus operaciones en los setenta, hace más de 40 años atrás, todavía se encuentran municiones sin explotar, inclusive en áreas residenciales”, indicó Méndez, quien es portavoz del Partido Nuevo Progresista en la Cámara baja federal y se identifica con los republicanos en Estados Unidos.

Para Méndez, la comisionada residente en Washington, Jenniffer González, ha sido “muy diligente en este asunto”.

El gobierno de Estados Unidos ha estimado en $800 millones el costo de la limpieza de los antiguos terrenos militares en Vieques y Culebra, proceso que aún espera concluir para 2032.

Según un informe de la Oficina de Contraloría General (GAO, en inglés), la Marina de Guerra ha reconocido que -dos décadas después del cierre del centro de entrenamiento militar en Vieques- queda aún mucho trabajo por hacer para limpiar las aguas de la Isla Nena de municiones sin explotar.

El informe subrayó que los desafíos para el gobierno federal “incluyen la logística, la topografía y el medio ambiente de las islas y las preocupaciones de seguridad en torno al manejo de municiones sin detonar”.

“La Marina también se enfrenta a desafíos en Vieques con la desconfianza de la comunidad en el manejo militar de los esfuerzos de limpieza”, agregó la auditoría de la GAO, que se llevó a cabo entre febrero de 2020 y este mes.

💬Ver comentarios