La gobernadora Wanda Vázquez Garced envió al Congreso el informe anual sobre el proceso de recuperación de la Isla. (Teresa Canino Rivera)

Washington D.C. - La gobernadora Wanda Vázquez Garced informó al Congreso que el gobierno federal ha provisto $25,000 millones en fondos de emergencia para la recuperación de la Isla tras el huracán María.

De acuerdo con el documento, por medio del programa de asistencia pública de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), gobiernos de la Isla han obtenido reembolsos que totalizan $7,500 millones, de los cuales se han desembolsado $4,300 millones.

En el informe anual al Congreso, la gobernadora indicó que entre marzo y el 14 de julio de 2020 se han puesto en marcha 2,056 proyectos, valorados en $654.7 millones, y que para diciembre de 2020 esperan haber asignado entre el 50% y 60% de los proyectos de recuperación.

“Vale la pena señalar que todos estos hitos importantes se lograron a pesar de los terremotos en curso que continúan afectando a nuestra isla a diario y los requisitos de distanciamiento social y los cierres intermitentes en toda la isla necesarios para proteger la salud de nuestra población”, indicó la gobernadora Vázquez Garced, al dar a conocer el informe.

Tras el huracán María, el Congreso y el Ejecutivo federal han asignado a Puerto Rico alrededor de $51,923 millones, de los cuales se han desembolsado $23,000 millones, según los datos reunidos por El Nuevo Día.

El informe oficial de FEMA sostiene que se han propuesto $45,253 millones para mitigar los daños causados por el huracán María, de los cuales se han comprometido $25,051 millones, y se habían desembolsado $16,432 millones.

Pero los datos de FEMA no incluyen los $4,800 millones en fondos de Medicaid asignados durante la emergencia del coronavirus y $1,870 millones otorgados para asistencia alimentaria, que también fueron desembolsados y utilizados.

En junio, la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) estimó que la asistencia federal para mitigar la catástrofe causada por el huracán María alcanzará los $75,000 millones, incluidos $48,000 millones que prevé se habrán distribuido bajo FEMA.

La mayor parte de los fondos de FEMA que faltan por asignar deben salir de los proyectos de obras permanentes que serían asignados por medio de la sección 428 de la ley Stafford, que exige un acuerdo total sobre los grandes proyectos de reconstrucción.

La directora ejecutiva de la JSF, Natalie Jaresko, había indicado que antes de acabar el verano esperaba un acuerdo sobre la 428.

El informe al Congreso de la gobernadora, sostiene que alrededor de toda la isla, las agencias del gobierno de Puerto Rico, los municipios y el sector privado sin fines de lucro todavía están en “modo de recuperación”, en medio de continuos terremotos y la pandemia del coronavirus, que han representado emergencias independientes.