Se adhiere a los criterios de The Trust Project
La Cámara baja federal aprobó el aumento en el reembolso por crédito por hijos, vigente en Puerto Rico

La medida superó los dos tercios de votos que requería por considerarse bajo suspensión de las reglas

31 de enero de 2024 - 6:25 PM

Desde el martes en la noche, el liderato republicano colocó el proyecto en la lista de los que serán llevados a votación el miércoles en el hemiciclo. (The Associated Press)

Washington D. C. – Con fuerte apoyo bipartidista, el pleno de la Cámara de Representantes aprobó la noche del miércoles (357-70) el proyecto de ley que impulsa, durante tres años, un aumento en el reembolso por el crédito federal por niños dependientes (CTC, en inglés), que desde 2021 tiene plena vigencia en Puerto Rico.

La medida, que se debatió en horas de la tarde en el hemiciclo, fue ratificada luego de que el speaker Mike Johnson (Luisiana) llegara a un acuerdo con republicanos de Nueva York para llevar a votación la semana próxima, de forma independiente, una legislación que aumentaría la deducción federal de las contribuciones estatales, un asunto prioritario en el estado neoyorquino.

“Es una legislación bipartidista importante para revivir la reforma fiscal conservadora a favor del crecimiento. Fundamentalmente, el proyecto de ley también pone fin a un programa derrochador de la era COVID, ahorrando a los contribuyentes decenas de miles de millones de dólares”, indicó Johnson, en una declaración.

Pero, un grupo de conservadores republicanos criticó que la medida sea básicamente una legislación de “bienestar social” para ciudadanos y corporaciones.

La legislación - que requería dos tercios de respaldo por considerarse bajo suspensión de las reglas-, obtuvo 188 votos demócratas y 169 republicanos a favor. Mientras, 47 republicanos y 23 demócratas votaron en contra.

El proyecto de ley fue aprobado el 19 de enero, con 40 votos a favor y solo en contra en el Comité de Medios y Arbitrio. Su contenido es producto de una transacción entre los comités de Medios y Arbitrios de la Cámara baja, liderado por el republicano Jason Smith (Misuri), y Finanzas del Senado, liderado por el demócrata Ron Wyden (Oregón).

“La mayoría de los pronosticadores habrían dicho hace apenas un mes que este proyecto de ley estaba destinado a morir en las negociaciones o a acumular polvo en un estante si alguna vez se presentaba. Dado el lamentable estado de nuestro clima político, es una verdadera victoria tener un impulso tan fuerte detrás de este proyecto de ley que ayudará a salir adelante a 16 millones de niños estadounidenses de familias de bajos ingresos”, dijo Wyden tras la votación de esta noche, al indicar que trabajará con el líder de la mayoría demócrata, Charles Schumer, y otros senadores para avanzar la legislación en el Senado lo más pronto posible.

La legislación, que puede beneficiar a 15 millones de niños, incrementaría el reembolso por el CTC para los años contributivos 2023 y 2025, cuando subiría, del máximo de $1,600, a $1,800, $1,900 y $2,000, respectivamente.

“La medida socava los incentivos para trabajar...Está disponible para gente que está aquí de forma ilegal y tienen hijos nacidos en Estados Unidos”, criticó el republicano Chip Roy (Texas), al liderar la oposición al proyecto de ley. “Es una expansión del estado de bienestar social”, sostuvo el republicano Thomas Massie (Kentucky).

El líder de la minoría demócrata en el Comité de Medios y Arbitrios, Richard Neal (Massachusetts), dijo que no es el proyecto que hubiese redactado, pero considera que tendrá un impacto importante en la niñez.

¿Cómo es que se considera bienestar social ayudar a combatir la pobreza infantil? Atender la pobreza infantil debe ser una prioridad cada día”, señaló Neal, al reaccionar a las críticas de los republicanos críticos de la legislación.

La demócrata Linda Sánchez (California) sostuvo que votaba en contra de la medida porque ofrece más beneficios a las corporaciones que a los ciudadanos. “Ofrece miles de millones de dólares a las corporaciones, y centavos para los pobres”, dijo la líder de la minoría demócrata en el Comité de Asignaciones, Rosa DeLauro (Connecticut), al oponerse también a la legislación.

El proyecto de ley todavía no tiene el camino despejado en el Senado, pero se prevé que se intentará tramitar con rapidez para que el aumento en el reembolso por el CTC pueda ser reclamado en este período en que se presentan las planillas contributivas de 2023.

Hasta 2021, el reembolso del CTC en la isla solo aplicaba a familias que tuvieran tres o más hijos. El Congreso, solo con votos demócratas, dio pleno acceso a Puerto Rico ese año como parte de la ley de rescate económico (ARPA) adoptada en momentos en que se buscaba mitigar la pandemia del COVID-19.

A nivel local, el reembolso -que beneficia a personas que tienen ingresos de menos de $200,000 o parejas con ingresos menores a $400,000-, puede solicitarse llenando la planilla federal.

“Este proyecto bipartita es un paso importante para promover la estabilidad financiera de miles en Puerto Rico ya que provee aumentos significativos en los créditos contributivos actualmente disponibles para solicitar a través de la planilla federal”, indicó, en un comunicado, la comisionada residente en Washington, Jenniffer González.

El proyecto de ley también permite incrementar el crédito fiscal federal para viviendas de bajos ingresos, así como que los contribuyentes puedan utilizar los ingresos del año actual o del anterior para calcular el CTC en 2024 y 2025. Además, se impulsa ajustar el crédito por inflación a partir de 2024.

Asimismo, el proyecto tiene el objetivo de ampliar la innovación y competitividad con políticas públicas favorables de investigación y desarrollo, con el propósito de que las corporaciones puedan deducir de forma inmediata, y no en un plazo de cinco años, el costo de sus inversiones en esa área.

También permitiría que las empresas puedan deducir el 100% de sus gastos en máquinas, equipos y vehículos, y eliminaría la doble tributación para corporaciones y trabajadores con presencia en Estados Unidos y Taiwán.

Las propuestas, que se calcula tendrán un costo de alrededor de $78,000 millones, se financiarían eliminando el crédito fiscal por retención de empleos, que se puso en marcha durante la pandemia y que ha sido vinculado con casos de fraude, como aludió el speaker Johnson en su declaración.

Popular en la Comunidad


Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: