Una de las entradas en la Cámara de Representantes de Estados Unidos, en Washington D. D.
Una de las entradas en la Cámara de Representantes de Estados Unidos, en Washington D. D. (Shutterstock)

Washington D.C.– La Cámara de Representantes aprobó esta noche, en votación plenamente partidista, la resolución que daría continuidad al presupuesto federal hasta el 3 de diciembre, la cual busca mantener la misma asignación de fondos de Medicaid para Puerto Rico durante los próximos dos meses y medio en espera de un acuerdo de varios años sobre ese asunto.

La resolución mantiene tanto la asignación de cerca de $2,809 millones que está vigente este año fiscal, así como una aportación federal de 76% por cada servicio de Medicaid.

Los 220 demócratas de la Cámara baja votaron a favor, mientras que los 211 republicanos presentes- que objetan el lenguaje que permitiría elevar el tope de la deuda federal-, la rechazaron. Un republicano no participó de la votación.

El líder de la mayoría demócrata de la Cámara de Representantes, Steny Hoyer, indicó que han actuado con rapidez en torno a una legislación presentada esta mañana, para dar tiempo a reconsiderarla si, como se prevé, la medida es derrotada en el Senado, que está dividido por la mitad y donde la posibilidad de aprobarse con el lenguaje que eleva el techo de la deuda pública es prácticamente ninguna, debido a la oposición de casi todos los 50 republicanos.

Después de la Casa Blanca afirmar que el Departamento de Salud ha interpretado que una ley de 2019 asegura a Puerto Rico cerca de $3,000 millones anuales en fondos de Medicaid “a perpetuidad”, para no disminuir el acceso del plan de salud del gobierno de Puerto Rico a ese programa el Congreso todavía habría que elevar el porcentaje del pareo federal por cada servicio médico bajo ese programa - FMAP, por sus siglas en inglés-, para evitar que caiga nuevamente al 55%.

La resolución demócrata -que busca evitar un cierre parcial del gobierno de Estados Unidos el 1 de octubre-, mantiene además el 6% de aumento en los fondos debido a la emergencia del coronavirus.

A raíz de la interpretación del Departamento de Salud de Estados Unidos de que una ley de 2019 cambió el techo de la asignación de fondos de Medicaid para Puerto Rico, la medida reclama a la Oficina de Contraloría General (GAO, en inglés) que revise para el 15 de noviembre cual sería en estos momentos el tope que pudiera recibir la Isla en el año fiscal 2022, sin una nueva legislación.

Según fuentes demócratas, la GAO hará de todos modos su propia evaluación. Pero, la fuente cercana al debate sobre Medicaid en la Cámara de Representantes advirtió que no se trata de un análisis vinculante, pues la decisión administrativa la toma el Centro para Servicios Medicaid y Medicare (CMS), adscrito al Departamento de Salud de Estados Unidos.

Hasta la interpretación del gobierno de Joe Biden, la percepción general era que a partir del 1 de octubre las asignaciones de Medicaid para Puerto Rico iban a caer de los $2,809 millones vigentes hasta el 30 de septiembre a $392.5 millones.

Sin una nueva ley federal que eleve el FMAP y aún con unos $3,000 millones anuales de Medicaid, el plan de salud del gobierno de la isla tendría en 2022 un déficit de entre $600 y $900 millones, según la comisionada residente en Washington, Jenniffer González. Medicaid financia, en gran medida, el plan de salud del gobierno de Puerto Rico y beneficia a 1.5 millones de personas.

El presidente de la Cámara de Representantes de Puerto Rico, Rafael “Tatito” Hernández Montañez, tuvo hoy una reunión virtual con el presidente del Comite de Energía y Comercio de la Cámara baja federal, Frank Pallone (Nueva Jersey), quien le indicó que su plan es tratar de incluir una asignación de varios años en el proyecto de reconciliación presupuestaria, que puede aprobarse solo con votos demócratas.

“Nunca se pudo finalizar el acuerdo con el Senado”, dijo Hernández Montañez, en referencia al proyecto de ley aprobado por el Comité de Energía y Comercio que hubiese asignado cerca de $15,000 millones en fondos de Medicaid para Puerto Rico por un período de cinco años.

Según Hernández Montañez, con la seguridad de que el Departamento de Salud de Estados Unidos presupuestara cerca de $3,000 millones anuales, Pallone considera que es posible elevar esa cantidad y el porcentaje del FMAP por varios años. La oficina de Pallone no ha hecho comentarios sobre su estrategia de cara a diciembre.

De todos modos, aunque se da por descontado que la resolución que daría continuidad al presupuesto federal se aprobará en la Cámara de Representantes, es improbable que se apruebe en el Senado tal y como fue presentada, pues incluye elevar el techo de la deuda pública de Estados Unidos hasta diciembre de 2022. Eso hará cuesta arribar conseguir por lo menos 10 votos de la minoría republicana que se requieren para alcanzar 60 y quebrar el filibusterismo.

Hasta hoy, 46 de los 50 republicanos del Senado han descartado elevar el techo de la deuda pública federal, que se sobrepasaría para finales de octubre.

Al acentuar que la resolución “va a poder mantener las operaciones del gobierno de ahora al 3 de diciembre”, Hoyer sostuvo que elevar el techo de la deuda pública “es honrar las promesas de Estados Unidos”. Pero, dijo que es hora de dejar a un lado el tener que legislar para elevar el tope de la deuda.

El presidente del Comité de Asignaciones del Senado, el demócrata Patrick Leahy (Vermont), respaldó la resolución cameral presentada hoy y dijo que la intención es tener un acuerdo sobre todo el presupuesto federal para el 3 de diciembre. Desde el punto de vista de las autoridades de la Isla, la esperanza es que una legislación de varios años sobre el financiamiento de Medicaid pueda integrarse a ese proyecto que regule el presupuesto federal para el resto del año fiscal 2022.

“Tengo la intención de hacer todo lo posible para completar los proyectos de ley de asignaciones antes del 3 de diciembre, a fin de tomar decisiones inteligentes para el pueblo estadounidense y evitar una resolución de continuidad del presupuesto para todo el año (fiscal)”, agregó Leahy.

La demócrata boricua Nydia Velázquez, electa por Nueva York, había indicado durante el fin de semana que la resolución que da continuidad al presupuesto buscaría mantener el 76% de aportación federal por servicio de Medicaid.

De todos modos, el congresista demócrata Darren Soto (Florida), miembro del Comité de Energía y Comercio con jurisdicción sobre Medicaid, indicó el lunes que quieren legislar una asignación de por lo menos cinco años para Puerto Rico.

Soto sostuvo que aunque la administración de Biden ha determinado que la ley de presupuesto de diciembre de 2019 garantizó a Puerto Rico cerca de $3,000 millones anuales a perpetuidad –añadiendo la inflación por el costo de los servicios médicos-, la asignación de Medicaid “no debe estar sujeta a la interpretación de una próxima administración”.

“Vamos a luchar por Medicaid para Puerto Rico”, dijo el líder de la mayoría demócrata del Senado, Charles Schumer (Nueva York), al salir de una conferencia de prensa el lunes convocada por la Federación Hispana en las afueras del Capitolio, con la presencia de la senadora Kirsten Gillibrand (Nueva York), y los congresistas Velázquez, Soto y “Chuy” García, para reclamar acción por Puerto Rico en el cuarto aniversario de la catástrofe causada por el huracán María.

💬Ver comentarios