Thomas Rivera Schatz, presidente del Senado. (GFR Media)
Thomas Rivera Schatz, presidente del Senado y del PNP, propone otras preguntas para una consulta. (GFR Media)

Washington D.C.- El presidente del Senado de Puerto Rico, Thomas Rivera Schatz, dejó entrever que el gubernamental Partido Nuevo Progresista (PNP), el cual preside, pudiera plantearse enmendar la ley que convocó a un referéndum estadidad sí o no, tras el rechazo que le dio a esa consulta el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

“Es bochornoso que pretendan obstaculizar el voto libre, secreto y democrático del pueblo de Puerto Rico para definir de forma permanente su condición política. Para que no haya excusas…¿Qué tal si hacemos tres preguntas?: separación sí o no, permanecer bajo la cláusula territorial sí o no, estadidad sí o no”, tuiteó Rivera Schatz.

En una carta al presidente de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE), Juan Ernesto Dávila, el subsecretario de Justicia de Estados Unidos, Jeffrey Rosen, descartó el miércoles validar el referéndum estadidad sí o no propuesto por el gobierno de Puerto Rico, al reafirmar que no tienen claro que los electores de la isla hayan rechazado el status territorial de Estado Libre Asociado (ELA).

Rosen afirmó que validar en este momento un referéndum estadidad sí o no sería apoyar una alternativa específica, y consideró que la ley puertorriqueña que regula la consulta se presta a engaño al afirmar que es un plebiscito para la admisión inmediata de la isla como estado.

Previamente, la comisionada residente en Washington, Jenniffer González, quien hace caucus con los republicanos de la Cámara baja y respalda la reelección del presidente Donald Trump, aseguró que el referéndum se llevará a cabo “porque la democracia para el pueblo no puede esperar por las agencias del gobierno” de Estados Unidos.

La comisionada González sostuvo que el Departamento de Justicia de Estados Unidos, en este cuatrienio, “juega al no desembolso para que sigamos resbalando en el bache colonial”.

Tanto el presidente de la Cámara de Representantes, Johnny Méndez, como el representante del PNP José Aponte estuvieron de acuerdo con la comisionada en que el plebiscito debe seguir adelante aunque haya sido rechazado por el gobierno de Trump.

“La democracia no puede estar condicionada eternamente a los fondos que el gobierno federal esté dispuesto a invertir en ella. Celebraremos la consulta estadidad sí o no pues es el mandato del Pueblo. Luego, defenderemos el resultado de ésta contra todo enemigo, interno y/o externo”, indicó Méndez. “Esta carta no cambia nada, la consulta va”, sostuvo Aponte.

El presidente del Partido Popular Democrático (PPD), senador Aníbal José Torres, indicó, por su parte, que la carta del subsecretario Rosen deja claro que la consulta propuesta para noviembre “es un intento amañado para favorecer solamente la estadidad”.

“Si hubiese respeto al pueblo puertorriqueño derogaban esa legislación, pero como la obsesión, el fanatismo y la terquedad ideológica puede más para ellos tendremos otra razón para votarle que ‘no’ en noviembre”, sostuvo Torres.

Tanto los precandidatos del PPD a la gobernación, Eduardo Bhatia, y Carlos Delgado Altieri, como el exgobernador y candidato a comisionado residente en Washington, Aníbal Acevedo Vilá, coincidieron con el presidente de su colectividad.

‘Sin el aval del Departamento de Justicia y sin aval congresional, ese plebiscito no es otra cosa que una gran distracción en momentos que Puerto Rico sufre el abandono y la corrupción de este gobierno. Mi petición a la gobernadora ante estos nuevos desarrollos es que incluya en la Sesión Extraordinaria un proyecto para derogar ese plebiscito. No hacerlo convertiría al liderato del PNP nuevamente en cómplices de la mentira, de la confusión y de los falsos sueños al país. Eso es corrupción democrática”, indicó Bhatia.

Mientras, el exgobernador Aníbal Acevedo Vilá exhortó a la CEE y a la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) que controla las decisiones financieras del gobierno electo de la isla a precisar si van a validar “un malgasto de fondos”.

Acevedo Vilá agregó que la comisionada González “no puede ni convencer a los miembros de su Partido Republicano para que le aprueben un simulacro electoral”.

“Entre los problemas sustantivos que señala Justicia Federal en contra del plebiscito del PNP, dejan claro que se trata de una consulta engañosa, cargada indebidamente a favor de la estadidad y eso es inaceptable para el gobierno federal”, indicó Delgado, alcalde de Isabela.

Para el candidato del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) a la gobernación, senador Juan Dalmau, la escritura estaba en la pared, pues considera que la estadidad choca con los intereses de Estados Unidos en general, y en particular con los del presidente Donald Trump, quien la ha rechazado tajantemente.

“Otra humillación a los estadistas. A los que dicen que si no les dan la estadidad favorecen la independencia, ¿qué esperan? ¿Que se lo dibujen con crayolas?”, comentó Dalmau.

Por su lado, la candidata del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC) a la comisaría residente en Washington, Zayira Jordán Conde, sostuvo que es “irresponsable, inmoral y criminal” que se gasten fondos en un plebiscito que considera es parte de la campaña electoral del PNP.

También cuestionó que la comisionada González hable de contradecir las recomendaciones del gobierno federal y a la vez querer la estadidad.

Tras las declaraciones del expresidente Barack Obama a favor de reconocerle plenos derechos políticos a los residentes de Puerto Rico, el presidente del Partido Demócrata de Estados Unidos en la Isla, Charlie Rodríguez, dijo que eso debe verse como un llamamiento para reclamar la estadidad en la consulta de noviembre.