Los demócratas esperan aprobar en el Senado su proyecto de reconciliación presupuestaria.
Los demócratas esperan aprobar en el Senado su proyecto de reconciliación presupuestaria. (Agencia EFE)

Washington D.C. – Los demócratas del Senado alcanzaron hoy un acuerdo “final” que puede garantizar el respaldo de todo su caucus al nuevo proyecto de reconciliación presupuestaria que se quiere echar hacia delante este fin de semana con iniciativas contributivas, del área de la salud y que persiguen mitigar el cambio climático.

La decisión de la senadora Kyrsten Sinema (Arizona) de respaldar la legislación, una vez, se le hagan los ajustes que había requerido, puede asegurar que todo el caucus demócrata votará a favor de una medida que permite eludir la regla del filibusterismo y darle una victoria al presidente Joe Biden.

“El acuerdo preserva los componentes principales del proyecto de ley de reducción de la inflación, incluida la reducción de los costos de los medicamentos recetados, la lucha contra el cambio climático, el cierre de las lagunas fiscales explotadas por las grandes corporaciones y los ricos, y la reducción del déficit”, dijo el líder de la mayoría demócrata, Charles Schumer (Nueva York).

Por su parte, el presidente Biden afirmó que el respaldo supone “otro paso fundamental para reducir la inflación y el costo de vida de las familias estadounidenses” y confió en que el Senado lo apruebe “lo antes posible”.

El Senado espera comenzar a debatir la medida a más tardar el sábado, para aprobarlo temprano la próxima semana. La Cámara baja, mientras, puede suspender brevemente su receso de agosto para considerarlo antes de que termine el mes.

La legislación tiene un impacto de cerca de $740,000 millones, casi dos tercios menos de la propuesta original con las iniciativas sociales del presidente Biden, que la Cámara de Representantes aprobó en noviembre de 2021.

“El proyecto de ley de reducción de la Inflación ayudará a los estadounidenses a ahorrar dinero en medicamentos recetados, primas de salud y mucho más. Hará que nuestro sistema tributario sea más justo al hacer que las corporaciones paguen un impuesto mínimo (de 15%). No aumentará los impuestos a quienes ganen menos de $400,000 y reducirá el déficit. También realiza la inversión más grande en la historia para combatir el cambio climático y aumentar la seguridad energética, creando empleos aquí en los EE. UU. y ahorrando dinero a las personas en sus costos de energía”, indicó Biden.

La legislación impulsará otorgar a Medicare poder para negociar directamente la compra de ciertos medicamentos. A su vez, permite extender subsidios de la reforma federal Obamacare que aplican en Estados Unidos, no en sus territorios.

Cuando se anunció un acuerdo preliminar entre Schumer y el senador demócrata Joe Manchin (Virginia), la propuesta impulsaba $433,000 millones en nuevos gastos y $313,000 millones en recaudos.

Los recaudos saldrían de un impuesto mínimo de 15% a las corporaciones con por lo menos $1,000 millones de ganancias en sus estados financieros y un aumento en las tasas tributarias a los ciudadanos que ganan más de $400,000 anuales.

El acuerdo promueve créditos fiscales para los que adquieran vehículos eléctricos.

También propone créditos fiscales –con una asignación de $30,000 millones–, para la producción de paneles solares, turbinas eólicas, baterías y el procesamiento de minerales críticos.

Otros $10,000 millones se proponen para la manufactura de vehículos eléctricos, turbinas eólicas y paneles solares, entre otras cosas.

Para darle su visto bueno a la legislación, la senadora Sinema consiguió que se sacara del borrador de legislación un aumento de $14,000 millones en impuestos para algunos administradores de fondos de cobertura y ejecutivos de capital privado, y cambiar la estructura del impuesto mínimo de 15%.

También, logró añadir asignaciones para mitigar la sequía, incluso en su estado de Arizona.

Pero, Schumer dijo el viernes que compensará la pérdida de recaudos de la propuesta de Sinema con la recompra de acciones, una medida que generará $74,000 millones en ingresos.

El proyecto original aprobado en la Cámara baja hubiese otorgado decenas de miles de millones de dólares a Puerto Rico, incluso con la extensión de la Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI) a los residentes de la Isla y una mejora en el acceso a fondos de Medicaid. A su vez, proponía créditos tributarios por empleos para corporaciones estadounidenses que invierten en los territorios.

Una vez el Senado logre aprobar la legislación, la Cámara baja se reuniría el viernes para llevarla a votación, según el líder de la mayoría demócrata cameral, Steny Hoyer.

*Actualizada el viernes 5 de agosto de 2022.

💬Ver comentarios