Líderes republicanos han descartado echar hacia delante propuestas de estadidad para Puerto Rico o Washington D.C.. (Teresa Canino Rivera)

Washington D.C.- La senadora Martha McSally (Arizona) indicó que los republicanos deben mantener la mayoría del Senado estadounidense para evitar que los demócratas quieran convertir a Washington D.C. y Puerto Rico en estados y controlar permantemente la cámara alta.

Si Puerto Rico y la zona residencial de la capital estadounidense con convertidos en un estado, McSally consideró que los republicanos “nunca recuperarán” la mayoría del Senado estadounidense.

“Van a hacer a D.C. y Puerto Rico un estado y tener cuatro nuevos senadores demócratas. Nunca recuperaríamos el Senado. Y eso son solo las implicaciones de este escaño, las implicaciones de este voto”, sostuvo McSally, en una entrevista con la cadena de televisión NBC.

La senadora republicana – quien enfrenta un duro reto del demócrata Mark Kelly, quien fue astronauta de la NASA-, considera que el escaño que ocupa en representación del estado de Arizona “va a decidir la dirección del país, va a decidir la mayoría”.

Para McSally, quien fue piloto de la Fuerza Aérea, los demócratas quieren establecer la agenda de la “izquierda radical”.

Las expresiones de la senadora republicana coinciden con las del líder de la mayoría, Mitch McConnell (Kentucky), quien advirtió desde junio de 2019 que nunca dará paso a una propuesta de estadidad para Puerto Rico o Washington D.C., pues forma parte de la “agenda socialista de los demócratas”.

El presidente Donald Trump, líder de los republicanos, también ha rechazado tajantemente la estadidad para Puerto Rico y/o Washington D.C..

Los republicanos tienen una mayoría de 53-47 en el Senado. Pero, en las elecciones se renovará un tercio de los 100 escaños.

La Cámara baja federal aprobó en junio, solo con votos demócratas, un proyecto de ley para convertir gran parte de la zona de la capital estadounidense en el estado 51 de Estados Unidos.

En general, sin embargo, el liderato demócrata del Congreso no ha visto claridad en los plebiscitos criollos celebrados en la Isla.

En noviembre, el gobierno de Puerto Rico quiere llevar a cabo un referéndum estadidad sí o no, cuya ley, según el Departamento de Justicia de Estados Unidos, no cumple con las normas constitucionales, legales y de política pública del gobierno federal.