El presidente de LULAC, Domingo García, y el gobernador Pedro Pierluisi, durante un evento en La Fortaleza a finales de julio.
El presidente de LULAC, Domingo García, y el gobernador Pedro Pierluisi, durante un evento en La Fortaleza a finales de julio. (Facebook)

Washington D. C. – El presidente de la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC), Domingo García, afirmó esta noche que los cargos por corrupción en contra de la exgobernadora Wanda Vázquez Garced reivindican las denuncias que ha hecho en contra del Partido Nuevo Progresista (PNP).

“El arresto de una exgobernadora (de Puerto Rico) por corrupción solo confirma que LULAC estuvo en lo correcto al cancelar la asamblea nacional del pasado sábado”, dijo García, quien, como un grupo de demandantes que logró frenar la elección de la nueva directiva de la organización, atribuye al PNP ser un partido corrupto que creó de forma irregular concilios de LULAC para controlar la entidad y utilizarla en su campaña en favor de la estadidad.

Cinco militantes de LULAC acudieron el pasado viernes a un tribunal del condado de Dallas para detener la elección de la dirección de la organización, incluida la presidencia, la cual García se iba a disputar frente al puertorriqueño Juan Carlos Lizardi, quien trabajó con gobiernos del PNP.

Siempre hemos sido independientes; somos fuertes y luchamos contra la corrupción. Nos aseguraremos de que esto no vuelva a suceder. LULAC se enfrentó a la interrupción en una toma de posesión hostil por parte de una entidad política extranjera. Al pueblo de Puerto Rico, LULAC le dice estamos contigo en tu pelea; estamos contigo en tu lucha”, sostuvo García.

El gobernador Pedro Pierluisi, presidente del PNP y quien venció en primarias en 2020 a Vázquez Garced, ha rechazado que su colectividad interviniera como institución en la creación de concilios de LULAC.

Vázquez Garced asumió la gobernación en agosto de 2019 como parte de la sucesión constitucional después de la renuncia de Ricardo Rosselló Nevares, electo por el PNP y quien dimitió en medio de multitudinarias protestas después de casos de corrupción en su administración y la divulgación de un chat en el que se burló, junto a asesores cercanos, de sectores de la sociedad puertorriqueña.

Un gran jurado federal emitió el miércoles, una acusación de siete cargos por soborno contra la exgobernadora Vázquez Garced, el banquero venezolano Julio Herrera Velutini, y Mark Rossini, un exagente del Negociado Federal de Investigaciones (FBI, en inglés).

De los siete cargos contenidos en el pliego acusatorio, Vázquez Garced enfrenta tres denuncias: conspiración para defraudar al gobierno de los Estados Unidos, soborno relacionado a un programa federal y fraude electrónico.

En un comunicado, García reafirmó que el Congreso de los Estados Unidos debe aprobar un paquete de estímulo para dar asistencia directa al pueblo de Puerto Rico.

“Emitir un cheque de $2,000 a cada persona en la isla estimulará su economía y ayudará a crear empleos. Esta asistencia directa es mucho mejor que dar dinero a los políticos que parecen estar despilfarrándolo y no lo están utilizando en el mejor interés de la gente”, agregó.

💬Ver comentarios