El Costa Firenze es considerado un “embajador” italiano, porque al estar inspirado en Florencia, la Cuna del Renacimiento, sus diseños interiores trasladan a los pasajeros a la región de la Toscana.
El Costa Firenze es considerado un “embajador” italiano, porque al estar inspirado en Florencia, la Cuna del Renacimiento, sus diseños interiores trasladan a los pasajeros a la región de la Toscana. (Suministrada)

Otra señal de esperanza en el retorno sólido de la industria de cruceros llegó hoy, al hacerse oficialmente la entrega del nuevo Costa Firenze a manos de sus dueños, Costa Cruises. La ceremonia de entrega fue virtual, como se ha tenido que hacer hasta ahora en estos casos debido a la pandemia, pero no dejó de ser un momento emotivo y de celebración para la empresa de cruceros.

El Costa Firenze es un híbrido entre uno de los barcos más modernos de la industria, pero también uno que apela a la historia del arte y cultura italiana. Está inspirado en la época dorada del Renacimiento, y es uno de los 11 barcos de la empresa que se han construido en el astillero italiano de Fincantieri, en Marghera.

El Costa Firenzeel fue construido en el 
astillero italiano de Fincantieri, en Marghera.
El Costa Firenzeel fue construido en el astillero italiano de Fincantieri, en Marghera.

Con una capacidad de 5,200 pasajeros, y enfocado principalmente en las familias viajeras, es otro barco enorme en entrar en servicio, con un desplazamiento de 135,000 toneladas gruesas y con espacios amplios diseñados para albergar esta cantidad de viajeros. El crucero es considerado un “embajador” italiano, porque al estar inspirado en Florencia, la Cuna del Renacimiento, sus diseños interiores trasladan a los pasajeros a la región de la Toscana, a las famosas calles y plazas florentinas, al arte de ese país y a la cocina mediterránea, con énfasis en la italiana, en sus siete restaurantes.

Aunque originalmente su viaje inaugural estaba pautado para este mes de diciembre, ahora lo hará en febrero de 2021, navegando por el Mediterráneo.
Aunque originalmente su viaje inaugural estaba pautado para este mes de diciembre, ahora lo hará en febrero de 2021, navegando por el Mediterráneo.

El barco además ya alcanzó una categoría Green Star 3, de RINA, el programa de certificación ambiental, por su diseño y construcción eco amigable y el sistema avanzado para desecho de desperdicios, aguas negras, aceites y gases.

Aunque originalmente su viaje inaugural estaba pautado para este mes de diciembre, ahora lo hará en febrero de 2021, navegando por el Mediterráneo. Ese itinerario inicial lo llevará por Génova, La Spezia, con excursiones a Florencia y Nápoles, en Italia, así como a Valencia y Barcelona, en España. A partir de mayo de 2021 y hasta octubre, incluirá el puerto de Civitavecchia, para excursiones a Roma, y luego de finalizar la temporada se posicionará en Asia, brindando así una opción para ese continente junto al Costa Venezia. Todos estos itinerarios están sujetos a confirmación en la medida en que evoluciona la pandemia del coronavirus.

“La entrega del nuevo Costa Firenze representa la evidencia más tangible de la voluntad de nuestro grupo de reiniciar. Nuestra esperanza es que la gente pronto pueda viajar de nuevo y que más barcos zarpen y contribuyan a la revitalización del turismo en Italia, Europa y el mundo”, indicó Michael Thamm, director general del grupo Costa Group y Carnival Asia.

Costa Cruceros ha seguido sus planes de expansión y el Firenze es el cuarto de siete barcos nuevos que recibirán en o antes de 2023.
Costa Cruises ha seguido sus planes de expansión y el Firenze es el cuarto de siete barcos nuevos que recibirán en o antes de 2023.

Costa Cruceros ha seguido sus planes de expansión y el Firenze es el cuarto de siete barcos nuevos que recibirán en o antes de 2023, lo que es una buena noticia, especialmente cuando se temía que debido a la pandemia las cancelaciones de cruceros nuevos fueran la orden del día.

Aunque algunos planes sí se cancelaron, por otro lado muchos continuaron, y han sido varios los barcos nuevos entregados a las líneas de crucero, como el Carnival Mardi Gras y el Silver Moon, de Silversea. Además la construcción de otros, como el Odyssey of the Seas, de Royal Caribbean, siguen avanzadas, todos mostrando que aunque detenida por casi un año, la industria de cruceros apuesta a un sólido renacer, empezando en el 2021.