La experiencia del glamping, en el municipio de Suesca, permite despertarse frente a un acantilado privado, combinando las comodidades de un hotel y el contacto estrecho con la naturaleza.
La experiencia del glamping, en el municipio de Suesca, permite despertarse frente a un acantilado privado, combinando las comodidades de un hotel y el contacto estrecho con la naturaleza. (ELNUEVODIA.COM)

Estos tiempos de pandemia, que han obligado a millones de personas por varios meses a resguardarse en sus hogares, han desatado en sus mentes el deseo de viajar. Esa necesidad de estar en contacto con la naturaleza la han recogido organizaciones como el Consejo Mundial de Viajes y Turismo.

Esta entidad presentó recientemente un informe en el que se revelan las tendencias que se han identificado como esenciales para recuperar la actividad turística, una vez se supere la fase crítica de la pandemia del COVID-19.

Entre los hallazgos del informe están la sustentabilidad y la limpieza como factores que privilegiarán los turistas al escoger un destino: el 69 % de los encuestados afirmó que la limpieza es un componente esencial de una marca de viajes, en tanto que el 73 % se inclina por marcas que hacen énfasis en temas de sustentabilidad.

Este último es un aspecto en el que Colombia tiene un gran potencial. “Debemos aprovechar la coyuntura y tomar la oportunidad de imaginar de nuevo nuestro turismo, y así apostarle al fortalecimiento de la calidad y la sostenibilidad del sector”, asegura el viceministro de Turismo, Julián Guerrero.

Según el funcionario, Colombia estará en una mejor posición en la mente de los turistas en el mundo debido a que estos “buscarán destinos con espacios abiertos y rodeados de naturaleza”. De este tipo de sitios y experiencias cerca de Bogotá hemos hecho un listado con el fin de brindar opciones que permitan despejar la mente y respirar aire puro.

Choachí es tierra de aventura

Ubicado en el kilómetro 24 en la vía que comunica hacia el oriente a Bogotá con Choachí (Cundinamarca), el Parque Aventura La Chorrera invita a los visitantes a conocer caídas de agua como la cascada que lleva el nombre del lugar, además de la cascada El Chiflón.

El programa de camping incluye visitas a las cascadas, así como a la formación rocosa Cueva de los monos. Debido a la llamada “nueva normalidad”, el kit de bioseguridad que se les entrega a los visitantes está compuesto por tapabocas, botella de alcohol con atomizador, bolsa para recolectar su propia basura y papel higiénico. Info.: www.lachorrera.com.co.

Cascada El Chiflón en Coachí, Colombia
Cascada El Chiflón en Coachí, Colombia (ELNUEVODIA.COM)

Glamping en Suesca

Acampar en medio del bosque o sobre las rocas. Estas son opciones que tienen quienes se apuntan al plan de glamping - un tipo de alojamiento que mezcla el camping con el lujo y el glamour - en el municipio de Suesca (Cundinamarca), ubicado a una hora al norte de Bogotá.

La experiencia, que algunas personas califican como la de despertarse frente a un farallón privado, combina las comodidades de un hotel y el contacto estrecho con la naturaleza. El programa no incluye alimentación, pero en el lugar funciona un restaurante que ofrece distintos platos. Es posible tomar la opción de paquete de alimentación, que incluye desayuno buffet, almuerzo y cena por persona. Info.: www.awake.travel.

El glamping, alojamiento que mezcla el camping con el lujo y el glamour, se puede disfrutar en el municipio de Suesca.
El glamping, alojamiento que mezcla el camping con el lujo y el glamour, se puede disfrutar en el municipio de Suesca. (ELNUEVODIA.COM)

Los colores de la Mina de Sal de Nemocón

A 65 kilómetros al norte de Bogotá se encuentra la Mina de Sal de Nemocón. Este lugar, ubicado 262 pies bajo una colina, deslumbra a los viajeros con atractivos entre los que se destacan 28 espejos de salmuera en los que solían disolverse rocas de sal, y que gracias a los millones de esos cristales que permanecen en los tanques de agua producen efectos visuales que no se olvidan.

Este atractivo turístico les permite a los visitantes tocar sus paredes de sal y darse cuenta de que hace 140 millones de años allí hubo un océano. En la mina se recorren 5,249 pies de túneles que sirvieron para que por ellos se extrajeran ocho millones de toneladas de sal entre 1816 y 1968. Info.: www.minadesal.com.

Mina de Sal de Nemocón, en Colombia.
Mina de Sal de Nemocón, en Colombia. (ELNUEVODIA.COM)

Lujo y naturaleza en el Neusa

Una combinación ideal entre lujo y naturaleza se puede vivir en el embalse del Neusa, un destino que eligen quienes quieren cambiar el ruido de la ciudad por la tranquilidad y el aire puro. Entre las opciones que Awake pone a disposición de los viajeros está caminar por senderos, recorrer rutas de bicicleta de montaña y pasear en lancha por el embalse.

Este lugar, al que se llega por tierra desde Bogotá luego de alrededor de una hora y media de viaje por carretera hacia el norte, cuenta con tres tipos de habitaciones. Todas están equipadas con baño privado, ducha caliente, asador y balcón en el que es posible practicar yoga. El plan, que incluye una noche de alojamiento y desayuno, se caracteriza por cumplir con todos los protocolos de bioseguridad tendientes a prevenir el contagio de COVID-19. Info: www.awake.travel

Embalse del Neusa, en Colombia.
Embalse del Neusa, en Colombia. (ELNUEVODIA.COM)