Sonidos, luces u olores fuertes impedirán que perros y gatos descansen como lo necesitan. (Pixabay)
Se recomienda consultar con el veterinario si la mascota es muy nerviosa o ansiosa sobre lo qué puede hacer para que se sienta más relajada a la hora de viajar. (Pixabay)

Aunque los viajes se han limitado por la pandemia, en algún momento puede llegar la necesidad de que tengamos que viajar en avión con nuestra mascota. No importa la razón por la que se tenga que realizar ese viaje, es importante la planificación y la organización para tener una experiencia placentera y segura para la mascota, y los cuidados que necesitará cuando llegue a su destino.

Antes de reservar el boleto, es importante conocer las políticas y regulaciones de la aerolínea para el transporte de mascotas como tarifas, edad, tamaño y peso, especificaciones del tamaño de jaula o maleta para transportar al perro o gato, y espacios donde pueden viajar dentro del avión.

Estas políticas pueden variar por aerolínea, por lo que se recomienda averiguar bien con la línea aérea donde haya comprado su pasaje. En la mayoría de los casos, los perros guías o de asistencia, se les permite que vayan con su dueño independientemente del tamaño, pero con un bozal.

Otras recomendaciones dadas por el Colegio de Médicos Veterinarios de Puerto Rico incluyen:

  1. Llevar un certificado médico expedido por el veterinario y su tarjeta de vacunación. Estos documentos pueden ser requerido también en hoteles, puntos de aduana o inmigración, entre otros lugares. Se recomienda mantener una copia digital de este documento. Algunas jurisdicciones también exigen que la mascota tenga microchip.
  2. Antes de hacer reservaciones en hoteles, es importante conocer si la hospedería es amigable para mascotas, sus servicios y restricciones.
  3. Preparar un equipaje para la mascota que incluya agua y comida para el trayecto, correa o arnés, su certificado médico, pasaporte para animales de compañía (si es necesario), toallitas húmedas para mascotas, alguna frisa, y otras cosas que entienda necesarias.
  4. La jaula o maleta de la mascota debe ser ventilada, a prueba de filtraciones, de acuerdo con su tamaño y peso, y con espacio para ponerse de pie y moverse. Este artículo está sujeto a ser inspeccionado por las autoridades de seguridad del aeropuerto.
  5. Se recomienda consultar con el veterinario si la mascota es muy nerviosa o ansiosa sobre lo qué puede hacer para que se sienta más relajada a la hora de viajar, la alimentación previa al abordaje de un avión, y cómo manejar lo de hacer sus necesidades, entre otros.

Al momento de pasar por el Control de Seguridad (TSA), se le pedirá al dueño que sostenga su mascota y pase por el detector de metales mientas que la jaula o maleta se escanea con los rayos X. Si esto no es posible, se puede realizar una inspección visual y física por uno de los agentes de seguridad.

Para información, llama al Colegio de Médicos Veterinarios de Puerto Rico al 787-249-5304 o a la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA) al 1-866-289-9673.

💬Ver comentarios