Nueva Zelanda cumplió el domingo cien días sin transmisiones locales del COVID-19.
Nueva Zelanda cumplió el domingo cien días sin transmisiones locales del COVID-19. (BIANCA DE MARCHI)

Nueva Zelanda estudia abrir viajes con las Islas Cook, en el Pacífico Sur, antes de fin de año, dijo este lunes la primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern, cuya gestión contra la COVID-19 es aplaudida internacionalmente.

El gobierno de Nueva Zelanda, país que el domingo cumplió cien días sin transmisiones locales del virus, impuso a finales de marzo una de las cuarentenas más estrictas del mundo por la pandemia de la COVID-19, lo que le permitió retornar a la práctica normalidad el 9 de junio tras ser uno de los pocos países en eliminar al virus.

El gobierno de Nueva Zelanda y el de Islas Cook, país que no ha detectado casos de la COVID-19 dentro de sus fronteras, ya tienen un borrador del acuerdo para que se realicen los viajes entre los dos destinos sin necesidad de someterse a una cuarentena, y que deberá ser aprobado este mes por ambos gobiernos.

“Islas Cook cerró sus fronteras aéreas y marítimas en marzo. Nosotros no tenemos COVID-19 actualmente. La eliminación en Nueva Zelanda de la transmisión local del COVID-19 hace cien días permitió a las Islas Cook reanudar las llegadas de los pasajeros neozelandeses”, dijo Ardern en un comunicado.

Ardern se refería a la decisión adoptada el 19 de junio por las Islas Cook para permitir la entrada de sus residentes que viajen al territorio insular desde Nueva Zelanda sin necesidad de someterse a cuarentenas de 30 días.

La primera ministra neozelandesa no avanzó una posible fecha de implementación del acuerdo al argumentar que el enfoque a esta iniciativa es “cautelosa” porque está en juego “no solo la economía sino también nuestra situación sanitaria”.

Aunque ambos gobiernos esperan que entre en vigor antes de fin de año.

Nueva Zelanda, que pretende ampliar esta burbuja a naciones como Fiyi, había planeado al principio crear un corredor aéreo con Australia, pero el rebrote de COVID-19 en la ciudad de Melbourne, que ha provocado mas de 12,500 infecciones desde principios de julio, obligaron a suspender estos planes.

Nueva Zelanda acumula 1,219 infecciones de COVID-19, entre ellos 22 muertos y 21 casos activos, todos ellos entre los viajeros internacionales, según datos oficiales.