El Plan de Recuperación de la República Dominicana también confirma la creación de un seguro de salud pagado por el gobierno para los turistas que se vean afectados por el COVID-19. (Unsplash)
El Plan de Recuperación de la República Dominicana también confirma la creación de un seguro de salud pagado por el gobierno para los turistas que se vean afectados por el COVID-19. (Unsplash) (Archivo)

La vecina República Dominicana confirmó que no solicitará pruebas de COVID-19 a los viajeros a partir del 15 de septiembre y ofrecerá seguro de viajes gratuito a sus visitantes hasta diciembre. Las medidas, que habían sido anunciadas previamente fueron ratificadas en una reunión con el Ministro de Turismo, David Collado y los miembros de la Asociación Nacional de Hoteles y Turismo (ASONAHORES). El país tiene un nuevo presidente, Luis Abinader, desde el 16 de agosto, así como nuevas autoridades para el renglón de turismo, quienes ya establecieron un Plan de Recuperación Responsable del Turismo ante el azote del coronavirus.

Dentro del plan, que se espera esté implementado a partir del 15 de septiembre, se establecen medidas para minimizar los efectos actuales de la pandemia, incluyendo creación de empleos y alianzas con aerolíneas, pero establece que la prioridad es mantener la salud.

El Plan de Recuperación también confirma la creación de un seguro de salud pagado por el gobierno para los turistas que se vean afectados por el COVID-19. Este será de manera temporal, gratis y hasta diciembre de 2020 para todo turista que visite un hotel. Le cubrirá la emergencia, así como pruebas de COVID-19 y costos por estadía prolongada.

Aunque al reabrir el país a los turistas en julio se requería la prueba de COVID-19, ya no será necesario ni que el viajero la haga previo a su viaje, ni a la llegada en los aeropuertos, aunque sí se harán pruebas rápidas de manera aleatoria.

De acuerdo con las autoridades de turismo dominicano, ese renglón es el que aporta más divisas a la economía del país, por lo que se están asegurando de establecer las mejores prácticas internacionales con la entidad de Buró Veritas, una empresa europea experta en calidad para el sector de turismo.

Otros destinos en el Caribe como Jamaica y Santa Lucía, así como las Islas Vírgenes Americanas (que tuvieron que cerrar temporeramente luego de la reapertura) y las Bahamas están requiriendo prueba de COVID-19 antes de viajar. En las Bahamas y otras islas están solicitando además que se complete una “Visa de Salud” 72 horas antes de viajar.

Estas medidas cambian continuamente, por lo que los viajeros deben revisar las reglas que aplican con tiempo suficiente antes del viaje. Algunas son muy estrictas y no permiten que se aborde el avión si no se presentan resultados negativos de la prueba, mientras otras requieren las pruebas para quienes viajan de lugar con alto contagio del virus. Aunque varían por destino, lo que sí tienen en común estos destinos es que en todos se requiere el uso de mascarillas y se mantienen las reglas de distanciamiento social.