Los Imagineers de Disney trabajaron con Pixar diseñando edificios que evocan el estilo arquitectónico que se ve en “Ratatouille”, con líneas menos rectas y colores más atrevidos.
Los Imagineers de Disney trabajaron con Pixar diseñando edificios que evocan el estilo arquitectónico que se ve en “Ratatouille”, con líneas menos rectas y colores más atrevidos. (Suministrada)

Prepárate a ver el mundo desde los ojos de una simpática ratita. Así te sentirás cuando visites la nueva expansión del pabellón de Francia en Epcot, donde encontrarás a Remy’s Ratatouille Adventure, la nueva atracción inspirada en la película Ratatouille, que este parque de Disney estrenará el 1 de octubre.

Para llegar a ella pasarás primero por una simbólica entrada con un arco de estilo art nouveau, que recuerda una de las románticas estaciones de metro de París y luego verás una calle del mercado francés, llamada Alleé des Marchands o Callejón de los Comerciantes.

Para crearla, los Imagineers de Disney trabajaron con Pixar diseñando edificios que evocan el estilo arquitectónico que se ve en “Ratatouille”, con líneas menos rectas y colores más atrevidos.

Para llegar a la atracción pasarás primero por una simbólica entrada con un arco de estilo art nouveau.
Para llegar a la atracción pasarás primero por una simbólica entrada con un arco de estilo art nouveau.

Liz Díaz, gerente de Construcción de Walt Disney Imagineering que trabajó en el proyecto, dijo que además de toda la temática y detalles en la que trabajaron por años, esta es una experiencia sensorial completa, en la que además hay sorpresas. “Es una atracción oscura, donde no hay una pista fija, y cada vez que te montes vas a tener una perspectiva distinta, y siempre, siempre, estará presente la figura amada de Remy por todas partes”, dijo.

Díaz destacó entre otros elementos la gran fuente inspirada en Ratatouille, donde en vez de agua, hay enormes botellas de champán agarradas por Remy y flautas para esta bebida.

Detrás de la fuente está el teatro de estilo parisino, con una marquesina clásica con hoja de oro aplicada a mano y casi 200 luces. Allí dentro está la atracción cumbre, la Remy’s Ratatouille Adventure, que es para toda la familia. En la fila temática Gusteau invita a unirse a Remy para una comida especial, y da la impresión de que se entra al loft de un artista francés. Está inspirada en el estudio de arte que se ve brevemente en la película y los visitantes se encuentran con pinturas de inspiración francesa, armarios llenos de suministros de arte y dos lienzos mágicos que cobran vida.

Al momento de abordar los carritos con forma de rata y con gafas 3D, empieza la verdadera aventura donde los visitantes se sienten reducidos a una pequeña rata, y corren a través del restaurante de Gusteau, uniéndose al “Chefcito” en la creación de una obra maestra culinaria.

Los vehículos de la atracción son sin rieles, y mientras se mueven hacia delante o hacia atrás o giran y se inclinan, van de una escena animada 3D a otra, con sensaciones que van desde caerte por una ventana, hasta que se está corriendo por la cocina de Gusteau. A la misma vez, hay que evitar ser pisados por pies gigantescos, mientras sientes los olores de la comida recién hecha (algo un poco difícil ahora tomando en cuenta que debes usar máscaras en el interior de la atracción). El resultado es muy divertido y lleno de colorido.

Díaz destacó entre otros elementos la gran fuente inspirada en Ratatouille, donde en vez de agua, hay enormes botellas de champán agarradas por Remy y flautas para esta bebida.
Díaz destacó entre otros elementos la gran fuente inspirada en Ratatouille, donde en vez de agua, hay enormes botellas de champán agarradas por Remy y flautas para esta bebida.

La atracción se inspira en varias escenas de la película, incluida la primera visita de Remy de París, su caída a través de una claraboya en la cocina de Gusteau, la despensa donde se esconde del chef Skinner y el frondoso restaurante que Remy crea para él, su familia y amigos. Una curiosidad es que varios de los productos de gran tamaño que se ven, vienen de la película, incluido el aceite de oliva que lleva el nombre de Linguini y el vino espumoso que lleva el nombre de Gusteau.

La nueva expansión incluye la Crêperie de Paris, con un menú del reconocido chef Jérôme Bocuse, inspirado en la región de Bretaña en Francia.

El restaurante, con servicio a la carta tiene en su menú galettes (crepas) saladas y crepas dulces, así como cidras fuertes y vinos que parean muy bien con estos platos.

Las galettes están hechas con trigo sarraceno, importado directamente desde Francia y son cocinadas a altas temperatura por lo que quedan crujientes. Las opciones son sabrosas, entre ellas la Classique, con jamón, huevo y queso suizo y la Saumon, con salmón ahumado. Las crepas dulces, incluyen el tradicional Gourmande, relleno de chocolate de avellanas hecho en casa y la Melba, con melocotón, almendras y berries o frutillas.

La nueva expansión incluye la Crêperie de Paris, con un menú del reconocido chef Jérôme Bocuse, inspirado en la región de Bretaña en Francia.
La nueva expansión incluye la Crêperie de Paris, con un menú del reconocido chef Jérôme Bocuse, inspirado en la región de Bretaña en Francia.

El restaurante, con el mismo horario del parque, también tiene menú de precio fijo con sopa o ensalada, una galette salada, un postre y un vaso de sidra dura, refresco o jugo, y menú para niños. Además tiene una ventanilla de servicio al exterior.

En la zona temática también hay mercancía especializada, incluyendo gorros de chefs interactivos y nuevas orejas con Remy.

Sarah Domenech, portavoz de Walt Disney World, en Orlando, Florida, dijo que la inauguración oficial de esta área, que duplica el tamaño del pabellón francés de Epcot, es el 1 de octubre, fecha en que también estrenará el espectáculo nocturno Harmonious, donde se escucharán las voces del artista boricua Luis Fonsi y la cantante mexicana Joy Huertas, entre otros. Esto es parte de la gran celebración del 50 Aniversario de Walt Disney World, en Orlando.

💬Ver comentarios