A pesar de que a los parques les cuesta millones de dólares mantenerse en operación, todos los parques de Orlando son empresas sólidas que tienen liquidez para operar al menos por un año.
A pesar de que a los parques les cuesta millones de dólares mantenerse en operación, todos los parques de Orlando son empresas sólidas que tienen liquidez para operar al menos por un año. (Caitie McCabe)

Orlando siempre ha estado listo para el turismo. Es una ciudad donde el aire huele a diversión familiar, a risas y a fantasía. La pandemia del COVID-19 que al igual que todo el resto del mundo le ha pegado tan fuerte, no le ha quitado sus atracciones, sus hoteles ni su encanto.