Pico Rodadero.
Pico Rodadero. (XAVIER GARCIA)

¿Se imagina acampar a 2,900 pies de altura, rodeado únicamente de la belleza y los sonidos de la naturaleza? Eso es posible en el Pico Rodadero, uno de los lugares favorito de muchos para “turistear” en el pueblo de Yauco.

Desde el recorrido en el auto -en el interior del barrio Sierra Alta- se puede ver la imponencia de la montaña, que pareciera tocar las nubes. El verdor del paisaje es la antesala al espectáculo principal, que también sirve para despejar las curvas de la carretera PR 372. Una vez comienza la caminata, las empinadas veredas poco a poco se van haciendo más angostas, por lo que han sido colocadas unas sogas que dan apoyo para la subida. El tiempo en llegar al tope dependerá de la condición física de cada cual, pero por lo general, se toma entre 25 a 30 minutos.

La caricia de la brisa sobre el rostro, el calorcito del sol y el vuelo de los guaraguaos serán el signo de lo que se avecina a unos pasos: un paisaje inolvidable. Desde la punta del Pico Rodadero se pueden observar el embalse Luchetti, el Cerro de las Avispas, el valle de Lajas, Guayanilla y Guánica.

El Embalse Luchetti en Yauco que se observa desde el Pico Rodadero.
El Embalse Luchetti en Yauco que se observa desde el Pico Rodadero. (XAVIER GARCIA)

Una cruz en la cima- que se cree fue colocada por fieles católicos para hacer el viacrucis- así como dos grandes piedras con sus formaciones, son de los puntos favoritos para esos “selfies”, que no pueden faltar.

El director de turismo de Yauco, Radamés Cordero, explicó que entre los planes de desarrollo del municipio está hacer un mirador en el lugar, así como colocar rótulos en la zona, que hagan más fácil encontrar el punto de entrada. También explicó que el Pico Rodadero es el segundo más alto del Pueblo del Café, pues el primero es el Pico Membrillo, con 3,608 pies de altura, pero este no cuenta con veredas para subirlo.

Recuerde que para ascender al Pico Rodadero necesitará llevar agua, bloqueador solar, repelente, calzado que no resbale y una gorra. Y un consejito adicional: cuando termine su recorrido, no olvide comprarse un rico límber, hecho por los residentes de Sierra Alta.

Una cruz en la cima- que se cree fue colocada por fieles católicos para hacer el viacrucis- es uno de los puntos favoritos para un "selfie".
Una cruz en la cima- que se cree fue colocada por fieles católicos para hacer el viacrucis- es uno de los puntos favoritos para un "selfie". (XAVIER GARCIA)

Si le quedan energías…

Cuando baje del Pico Rodadero, puede hacer una parada en el Cerro de las Avispas, otro de los puntos favoritos de los turistas, que establece la colindancia entre Guayanilla y Yauco. Este también ofrece vistas espectaculares, que se pueden apreciar desde la carretera o escalando la montaña.

En el Cerro de las Avispas, cuyo nombre surge del zumbido de estos insectos que habitan en el lugar, hay un pino solitario que por su peculiar tronco curvo resulta único y un “spot” ideal para fotografiar.

💬Ver comentarios