Mirador en la Calle Ernesto Ramos Antonini donde se aprecia el casco urbano.
Mirador en la Calle Ernesto Ramos Antonini donde se aprecia el casco urbano. (Isabel Ferré Sadurní)

Desde el punto que limita el centro geográfico de la isla, las impresionantes montañas, cascadas y ríos son el atractivo principal que cautiva al turista y lo guía a encender la adrenalina al realizar actividades como el senderismo, los ‘ziplines’ y los recorridos que proporcionan distintas áreas donde la madre naturaleza arropa al llamado “Corazón de Puerto Rico”.

En los últimos años, la proliferación de extranjeros como parte del movimiento turístico en Orocovis es muy notable. Turistas que, encantados por lo que leen en las redes sociales, viajan para aventurarse en las atracciones que ofrece ‘Toro Verde Eco Adventure’, parque natural que provee aventuras ecológicas.

En "Toro Verde" encontrará muchas aventuras para gozar en familia.
En "Toro Verde" encontrará muchas aventuras para gozar en familia. (Dennis M Rivera Pichardo)

Anualmente, son miles las personas que llegan hasta este pueblo para disfrutar de atracciones como el Monstruo, un recorrido a través de un cable con una distancia aproximada de 2.5 kilómetros.

“Son 200,000 personas las que llegan a Toro Verde, principalmente por el Monstruo y la bicicleta; aunque tenemos otras atracciones como los ‘ziplines’, los puentes, la Bestia y un parque para niños”, destacó Silvia Rivera, directora de Mercadeo del complejo recreativo.

“Llegan muchos también por el restaurante Rokadura, por el bosque y las charcas”, agregó Juan Miguel Pérez Rivera, de la Oficina de Turismo del municipio.

De esos espacios naturales a los que Pérez Rivera hace referencia, el Charco La Guitarra, figura entre los favoritos. Se trata de un caudal del río Bauta, cuya forma emula una guitarra.

El encanto del afluente es complementado por la cascada La Plazuela o Salto del Cabro.

“La gente busca mucho ese charco La Guitarra. La carretera te lleva ahí, pero debe ser en un vehículo 4x4 porque tiene muchas cuestas y son bajando. Cuando llegas al final del camino, tienes que caminar unos 5 a 10 minutos río arriba hasta llegar a la charca”, dijo el funcionario.

Otro de los lugares frecuentados es el área recreativa Damián Abajo, en la PR-157, un escenario en el que se celebran múltiples actividades culturales, recreativas y festivales.

Ya en el espacio urbano, se encuentra el Cerro La Guaira, unos terrenos que fueron ocupados por una de las primeras comunidades orocoveñas y convertido en un área donde se puede practicar el senderismo, la meditación o realizar reuniones grupales. Ya nadie vive allí.

Hay un camino trazado para alcanzar la punta del cerro. En la caminata, de unos 10 a 15 minutos, se podrá apreciar la diversidad de plantas, flores y estructuras que permanecen como evidencia de la existencia de esta comunidad.

Y en esa área histórica, en la calle 4 de julio, la oferta gastronómica se complementa con los antojitos que te ofrece ‘Río Coffee Shop’, que provee un menú liviano que puedes consumir en un balcón con una privilegiada vista al río.

Contiguo está la heladería Franchella, un novel concepto que presenta mantecados frescos confeccionados con frutas de la cosecha de agricultores del patio.

Gastronomía en Orocovis, Puerto Rico.
Gastronomía en Orocovis, Puerto Rico. (WANDA LIZ VEGA)

Para probar las longanizas de Orocovis la ruta indiscutible es la PR-155, conocida como la Ruta de la Longaniza. “Hay como 22 restaurantes. Van al restaurante La Sombra, por ese es que somos famosos. Esas son las originales. También hay otros restaurantes”, mencionó Pérez Rivera.

Muy cercano a la ruta de la longaniza, está el Lago Matrullas, un extenso cuerpo de agua ubicado en la PR-564 propicio para la pesca, actividades de remo o para contemplar la hermosa vista que se aprecia desde la orilla.

Conoce más historias de nuestros pueblos en Somos Puerto Rico.

Somos Orocovis
Somos Orocovis (El Nuevo Día)
💬Ver comentarios