Dayshalee Salamán llegó el lunes a la isla junto a varias jugadoras y parte del equipo técnico de la Selección Nacional. (Especial GFR Media / Ricky Reyes Vázquez)

Tras conocer que la lesión que sufrió en el repechaje olímpico la llevará al quirófano, la armadora de la Selección Nacional Dayshalee Salamán sintió una tristeza profunda, pero a la vez reconoció que está conmovida por todas las muestras de cariño que ha recibido de los seguidores del baloncesto.

La deportista de 29 años se realizó ayer un examen de resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés) en su rodilla izquierda que reveló que el traumatismo que sufrió durante el juego en el que Puerto Rico fue derrotado por Australia le impediría jugar en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Según compartió la atleta el estudio reveló a grandes rasgos que tuvo una rotura del ligamento posterior cruzado de la rodilla izquierda. Salamán tenía previsto acudir hoy a una cita con el especialista en ortopedia, doctor Gerardo Pérez Román, para tener un cuadro más claro de su situación de salud y para conocer cuándo la operarían. Posteriormente, la atleta confirmó que podría ser intervenida quirúrgicamente en unas seis semanas.

El apoyo de la fanaticada me da fuerza, me motivan a volver más fuerte que nunca. Nunca imaginé que iba a recibir tanto amor, tanto apoyo y tanto cariño. Ha sido increíble”, expresó.

“Muchas personas se han preocupado y hasta doctores se han comunicado para ayudarme. Ahí te das cuenta de que Dios está conmigo, no estoy sola en esto. Eso me tranquiliza un poco, a pesar de que sé que lo que viene es un proceso fuerte. Es increíble”, reiteró.

Salamán indicó que no tiene muchos recuerdos sobre los momentos previos a su lastimadura, sólo evocó que iba de camino al canasto. Agregó que cuando vio que no se podía parar, supo que lo que tenía era grave. “Yo creo que bloqueé. Lo único que recuerdo es que iba para una güira para el lado izquierdo y la caída. No recuerdo nada, nada”, contó.

Al hablar sobre su estado de ánimo, Salamán declaró sentirse tranquila. “Dentro de todo estoy tranquila”, apuntó la canastera con voz entrecortada. “Son cosas que pasan, tratando de mantenerme positiva y confiando en Dios”, agregó.

Las Olimpiadas de Tokio 2020 verán el debut de un equipo femenino de baloncesto boricua. El combinado consiguió el histórico pase el domingo pasado durante el torneo de repechaje celebrado en la ciudad de Bourges, Francia. En ese evento, Puerto Rico acumuló marca de 1-2 luego de vencer a Brasil y caer ante las anfitrionas y ante Australia.

Yo lo he dejado por Puerto Rico y siempre lo haré. Esta lesión me tocó, pero fue representando a Puerto Rico y dejándoles saber a las personas que lo doy todo. Como quiera me estoy disfrutando esto, soy parte de la historia. Estoy bien con todas las muchachas, lo logramos. Fue un trabajo bien fuerte, de muchos años. Poder llegar ahí me llena de orgullo estando con ellas o noen esas Olimpiadas, y me voy a tatuar los anillos”, dijo Salamán, quien todavía no decide dónde sehará el tatuaje.

Por último, la estelar jugadora dijo que esta es la lesión más seria que ha sufrido en su carrera. Recordó que hace un año se fracturó un dedo, pero no tuvo que ser operada. “Yo creo que esta ha sido la prueba más fuerte que he pasado”, puntualizó.


💬Ver 0 comentarios