Las confrontaciones entre Quebradillas y Arecibo atraen a los fanáticos. Anoche el escenario fue el coliseo Raymond Dalmau. (horizontal-x3)
Las confrontaciones entre Quebradillas y Arecibo atraen a los fanáticos. Anoche el escenario fue el coliseo Raymond Dalmau. (Juan Luis Martínez Pérez)

Quebradillas – Los Piratas de Quebradillas y los Capitanes de Arecibo se conocen a la saciedad. El destino los ha colocado frente a frente en varias ocasiones en la postemporada.

En esta ocasión los rivales del norte les ha tocado enfrentarse en los cuartos de final, lo que es visto por los dirigentes de ambas franquicias como una serie con sabor a final, al enfrentar a dos equipos de tradición y con fanaticadas apasionadas.

“Claro, me hubiera gustado encontrarme a Quebradillas en una semifinal o final. Hubiéramos querido que no fuera tan pronto. Eso hubiera sido lo ideal”, expresó Rafael “Pachy” Cruz, técnico de los campeones defensores antes de partido de anoche en la Guarida del Pirata, el coliseo Raymond Dalmau.

Este juego representó el primer partido entre estos dos equipos en la primera ronda de los playoffs. En la temporada regular Quebradillas finalizó en el cuarto lugar con marca de 19-17. Mientras, Arecibo cerró quinto con récord de 18-18.

Las otras series encuentran a los Santeros de Aguada con los Atléticos de San Germán, los Leones de Ponce con los Cariduros de Fajardo y los Vaqueros de Bayamón ante los Indios de Mayagüez.

Cruz añadió que ir a competir a Quebradillas era “algo bien especial”. “Son juegos de mucha rivalidad, mucha energía, de mucha pasión. Si queremos volver a quedar campeones, tenemos una ruta difícil. Pero esta es la ruta que nos tocó”, dijo el dirigente que esperaba robarse ese primer juego.

Por su parte, Eddie Casiano, dirigente de los Piratas, calificó este pareo como “un clásico”.

“Se adelanta una serie que a lo mejor pudo haber sido una final, pero es lo que nos tocó a nosotros. Vamos a darle un buen espectáculo a la fanaticada de Quebradillas y Arecibo y a todo Puerto Rico” apuntó el también técnico de la escuadra nacional.

Casiano fue enfático al decir que le hubiera gustado que su equipo y Arecibo se midieran más adelante en el torneo. “A todo el mundo le hubiese gustado por eso es que el torneo está duro. Nadie pidió a nadie, simplemente caímos en esa posición. Ambos equipos tuvimos problemas al final. Pero estamos 0-0, y los dos equipos vamos a jugar duro”, declaró Casiano quien vaticinó una serie competitiva y larga.

Opinan los fanáticos

En el caso de los fanáticos que acudieron a ver el partido al coliseo Raymond Dalmau, todos coincidieron en que la serie iba a ser intensa por los equipos y por sus seguidores. Para algunos, les era indiferente si se medían ahora o más adelante, mientras otros compartían la visión de los técnicos.

Tommy Alequín, seguidor de los Piratas, expuso que esta serie será fuerte para Quebradillas porque se va a enfrentar a “uno de los mejores equipo”. “Pero los Piratas tienen que ganar la serie porque tienen lo que se necesita y juegan en conjunto”.

Mientras, Gabriela Acevedo, fanática de los Vaqueros pero a quien le encanta el baloncesto, catalogó la serie de “interesante” que podría ser “casi una final” porque era una de las series más esperadas. “Me gusta que hayan encontrado aquí porque el que gane demostrará que es el mejor”.

María Bultrón, que se identificó como capitana de corazón, también se mostró entusiasmada con la serie, la que catalogó de una revancha. “Yo hubiera querido que se diera más tarde porque la liga depende de estos equipos”, razonó.


💬Ver 0 comentarios