(semisquare-x3)
Peter John Ramos, de los Leones de Ponce, durante un partido contra los Capitanes de Arecibo. (David Villafañe)

Ha pasado la mayor parte de sus 33 años en las canchas de baloncesto, pero Peter John Ramos ya está pensando en su vida donde su despliegue ante el público no sea en un tabloncillo y sí en un cuadrilátero.

Ramos, quien mide 7’3”, estudia un acercamiento que alegadamente le hiciera la World Wrestling Entertainment (WWE) para que se convirtiera en uno de sus talentos.   

 “Todo el mundo sabe que yo hablo con la WWE todos los días. Ellos quieren que yo me vaya para Orlando a entrenar ya. Si todo sale bien este año después de aquí cuando vaya a jugar le voy a bajar un poco al básquet”, manifestó Ramos, centro de los Leones de Ponce, previo al partido del martes ante los Capitanes de Arecibo.

Cuando se le preguntó al excentro nacional si eso significaba que su retiro estaba cerca, Ramos dijo desconocer la respuesta.

“No sé (hasta cuando vaya a seguir jugando). A mí me encanta el básquet, me encanta darle un show a los fanáticos, pero mi pasión es la lucha libre. Eso es algo que voy a tener que hacer. No quiero bajarle a mi carrera todavía, pero si todo sale bien el año que viene voy a bajar un poco al básquet para irme para allá (para los cuarteles de entrenamiento de la WWE en Orlando)”, indicó. “Mi cuñado lucha. Mi hermana es árbitro. Yo he cogido par de cositas ya. Estoy empezando a entrenar y eso. No sé, seguir metiéndole y seguir trabajando”.

“Tengo 33 años y ahora estoy enfocado en otras cosas, en mi hogar y en mi familia. Son cosas totalmente diferentes porque cuando uno está madurando uno piensa en otras cosas”, agregó.

 Asimismo, Ramos señaló que la WWE está buscando atletas que sean altos ya que han escaseado los talentos de al menos 6’8” en la empresa.    

“Lo que pasa es que en la WWE no hay hombres grandes, Big Show, ‘retirao’, Kane retirao. Ellos están buscando hombres grandes porque solo hay uno (Big Cass, recientemente despedido por la empresa). Cuando ellos me vieron jugar  y lo que hacia a ellos le encantó eso porque nunca habían visto a un hombre de 7’3" moverse como yo me muevo y todo eso  y de verdad que quedaron encantados”, concluyó.

Extraoficialmente, Ramos podría unirse al exlanzador puertorriqueño Ángel “Chimilón” Miranda como un atleta profesional puertorriqueño que de el salto a la lucha libre.


💬Ver 0 comentarios