El dirigente de los Medias Rojas de Boston, Alex Cora, abraza a quien fue su jefe el año pasado, el mánager de los Astros de Houston, A.J. Hinch. (AP) (horizontal-x3)
El dirigente de los Medias Rojas de Boston, Alex Cora, abraza a quien fue su jefe el año pasado, el mánager de los Astros de Houston, A.J. Hinch. (AP)

Houston – Si el dirigente A.J. Hinch y sus Astros de Houston cobraran por cada entrenador que sale de sus filas hacia otras organizaciones, tendrían dinero suficiente para retener en los próximos años a sus jugadores estelares jóvenes cuando entren a la agencia libre.

Sin mucho ruido, la organización se ha convertido en una escuela de instructores y coaches que tras un corto término en la franquicia, han llamado la atención de otras organizaciones que han decidido contratarlos para posiciones de mayor envergadura y jerarquía.

“Hemos sido afortunados al tener cierto número de individuos y coaches de calidad, que han estado aquí y se han ido a otros trabajos. En los últimos años, no he tenido el mismo cuerpo de entrenadores de un año a otro, y es porque hay gente que viene y los coge para contratarlos para otras posiciones”, dijo Hinch a preguntas de El Nuevo Día en medio de una rueda de prensa relacionada a la Serie de Campeonato de la Liga Americana que continuaba anoche en el Minute Maid Park de Houston ante los Medias Rojas de Boston.

Los casos más recientes fueron los del otrora coach de banco de los Astros, el boricua Alex Cora, y del coach asistente de bateo, Alonzo Powell. Cora fue contratado por los Medias Rojas para que fuera su dirigente a partir de esta campaña 2018, y San Francisco a Powell para que fuera el principal instructor de bateo.

Pero Hinch, quien dirige a los Astros desde el 2015, recitó de memoria una lista más amplia de entrenadores que han ido a parar a otros destinos.

“Alan Zinter y Alonzo Powell se fueron para ser instructores de bateo en otros equipos. Trey Hillman fue dirigente en Corea. Alex Cora fue a dirigir a Boston. Craig Bjornson estaba aquí y se fue al bullpen en Boston”, mencionó Hinch.

“Obviamente eso es un gran tributo al desarrollo de estos muchachos. Tenemos gente de calidad aquí. Tenemos algo bueno ocurriendo aquí, que la gente quiere venir y entrevistar nuestros muchachos”.

Y como dijo Hinch, esto continúa, o como dirían en el argot beisbolero, pica y se extiende.

En turno Espada

Ahora otro puertorriqueño, Josué Espada, quien pasó a ocupar la posición que Cora dejó vacante en Houston, es interesado por varios equipos para asumir la posición de dirigente.

Espada, al menos, ya tuvo dos entrevistas la pasada semana para el puesto de piloto con los Vigilantes de Texas y los Angelinos de Los Ángeles.

Mientras, el también puertorriqueño Alex Cintrón, coach de primera de los Astros, ha expresado igualmente su sueño de algún día escalar a dicha posición, por lo que se está preparando para encarar nuevos retos, como dirigir en la Liga de Béisbol Profesional Roberto Clemente (LBPRC) con los Gigantes de Carolina en la próxima campaña.

Joe Espada, Alex Cintrón y otros en nuestra organización, tienen futuros brillantes. Obviamente Joe está captando una gran atención para posiciones de dirigente alrededor de la liga, y muy merecido. Es muy bueno, y no tengo dudas en mi mente que va a ser un excelente dirigente donde sea que alguien lo contrate”, concluyó Hinch.


💬Ver 0 comentarios