El dominicano Magneuris Sierra, de los Marlins de Miami, se desliza en home para anotar ante los Brevos de Atlanta. (Wilfredo Lee)

Miami — Jesús Aguilar empujó tres carreras, Jon Berti se robó el home y los Marlins de Miami cumplieron al fin con su debut como locales, largamente postergado por el coronavirus, venciendo el viernes 8-2 a los Braves de Atlanta.

Miami, líder de la División Este de la Liga Nacional, volvió al Marlins Park tras una gira de 23 días, interrumpida cuando 18 jugadores y dos coaches del equipo dieron positivo de COVID-19. Tras una semana de cuarentena en Filadelfia, los Marlins reanudaron su actividad en Baltimore el 4 de agosto.

Luego viajaron a Nueva York para chocar con los Mets y de ahí se encaminaron a Buffalo, para enfrentar a los exiliados Blue Jays de Toronto.

El venezolano Pablo López (2-1) toleró dos carreras y siete hits durante seis episodios sólidos, en los que repartió ocho ponches, la mayor cifra en su vida. Los Marlins mejoraron a una foja de 9-4.

Un toque de bola del dominicano Magneuris Sierra empujó a Eddy Álvarez desde la antesala en el cuarto acto para dar a Miami la ventaja por 3-2. Berti añadió otra carrera en el inning, al robarse el plato como parte de un doble hurto.

Kyle Wright (0-3) fue el lanzador derrotado.

Por los Braves, el dominicano Marcell Ozuna de 4-0. El panameño Johan Camargo de 4-0. El venezolano Ender Inciarte de 3-1.

Por los Marlins, los dominicanos Jonathan Villar de 4-2 con una anotada y una producida, Sierra de 2-1 con dos anotadas y una empujada. Los venezolanos Aguilar de 4-1 con tres impulsadas, Francisco Cervelli de 4-2 con una anotada.