Varias pelotas aparecen guardadas en una canasta antes de un entre los Reds de Cincinnati y los Brewers de Milwaukee.
Varias pelotas aparecen guardadas en una canasta antes de un entre los Reds de Cincinnati y los Brewers de Milwaukee. (Bryan Woolston)

Nueva York — Las Grandes Ligas estandariza los procedimientos para frotar las pelotas con lodo a fin de desgastarlas ligeramente y para retirarlas de los sistemas humidificadores antes de los juegos.

Las disposiciones darían más consistencia al trato que reciben las pelotas, en medio de las quejas acerca de que algunas resultan demasiado resbaladizas, tras la intensificación de la vigilancia para evitar que los peloteros les unten sustancias pegajosas.

La oficina de las Grandes Ligas ha trabajado durante la temporada en una serie de estándares, en respuesta a la retroalimentación de los jugadores. Este martes, envió un memorándum en el que explica los cambios a gerentes y subgerentes generales, así como a los administradores del clubhouse.

The Associated Press obtuvo una copia del documento, titulado “Actualizaciones al Almacenamiento y Manejo de las Pelotas de Béisbol”.

Al menos se preparan 13 docenas de pelotas para cada juego. La revisión de las mismas se ha intensificado en los años recientes.

Un sistema humidificador, utilizado inicialmente por Colorado en 2002, se expandió a Arizona en 2019, a otros tres equipos en 2020, a 10 la temporada pasada y a los 30 en la actual.

Ahora, las Grandes Ligas ordenan que la pelota permanezca en el humidificador durante al menos 14 días antes del juego. El almacenamiento debe ser verificado por un encargado del equipo local en el día del encuentro y debe certificarse mediante un formulario entregado por el administrador del clubhouse.

“Se prevé que todas las pelotas que se usarán en un juego específico se froten con lodo en un periodo de tres horas que abarque a todas las que se usarán. Deben enlodarse en el mismo día en que se van a utilizar”, explica el memo. “Las pelotas no deben ser retiradas del humidificador durante más de dos horas en ningún momento previo al primer lanzamiento”.

El memorándum siguió a la revisión del video de los procedimientos de frotado que aplicaba cada club.

Las Grandes Ligas han dado instrucciones de que “cada empleado del club involucrado en el proceso aplique lodo de una manera uniforme, garantizando que se aplique la misma proporción de agua y tierra a cada pelota.

El frotado de lodo puede hacerse al menos por 30 segundos, asegurando que el movimiento sea consistente y abarque toda la superficie de cuero de la pelota.

Después del frotado, las pelotas tendrán que colocarse en cajas Rawlings, con separadores entre cada una, y se deben poner de vuelta en el humidificador, hasta que los supervisores del equipo local las tomen para su uso en el juego.

En un esfuerzo por reducir el tiempo que permanecen en bolsas, las pelotas deben retirarse del humidificador entre 15 y 30 minutos antes del inicio del juego. No podrán retirarse más de 96 pelotas a la vez.

💬Ver comentarios