Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Esteban de Jesús golpea a Roberto Durán durante su reyerta del 1974 en Ciudad de Panamá. (horizontal-x3)
Esteban de Jesús golpea a Roberto Durán durante su reyerta del 1974 en Ciudad de Panamá. (GFR media)

Lo que hizo el boricua Esteban “Vita” de Jesús en el primer asalto de aquella tarde del 16 de marzo de 1974 en el cuadrilátero del Gimnasio Nuevo Panamá, ubicado en la Ciudad de Panamá, casi mata del corazón a miles de fanáticos panameños que vivieron como una especie de déjà vu.

Fue como si se reviviera lo ocurrido dos años antes, el 17 de diciembre de 1972, en Nueva York.

Por dos ocasiones seguidas, el querendón del boxeo profesional panameño, Roberto “Manos de Piedra” Durán, recibía al mentón un fuerte gancho de izquierda por parte del peleador puertorriqueño, que lo tiró al tapiz… en el mismo primer asalto.

Este próximo viernes se cumplen 44 años del segundo combate de la trilogía que vivieron Durán y De Jesús, dos de los mejores boxeadores libra por libra del mundo para ese año.

En 1972 y siendo monarca de las 135 libras de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), Durán enfrentaría a De Jesús en una pelea fuera de título celebrada ante más de 10,000 fanáticos en el Madison Square Garden en Nueva York. El boricua, a los 30 segundos del primer giro, lo mandó a la lona con un potente gancho de zurda que dejó perplejos a todos en las gradas. Durán jamás pudo sobreponerse al golpe, no pudo imponer su estilo agresivo, y cayó vencido por vez primera en su carrera, esta vez por decisión unánime.

Así las cosas, la fama de De Jesús creció en el mundo de fistiana.

Entonces, un segundo choque entre ambos, esta vez en Panamá, cobró vida. Durán defendería su título por cuarta ocasión, aquel 16 de marzo del 1974 ante De Jesús. Tras su primera pelea en 1972, ambos marcaron un paso potente en sus carreras y se presentaron con una marca combinada de 18 victorias seguidas y 11 nocauts.

Y entonces, a los 90 segundos del primer campanazo y en una tarde en que la temperatura panameña marcaba los 90 grados y la humedad era relativamente alta, De Jesús enmudeció a los miles fanáticos panameños que fueron a ver a Durán.

Nuevamente, el gancho de zurda al mentón de Durán hizo estragos. El panameño cayó a la lona… pero esta vez su reacción fue diferente.

Terminado el asalto, salió al siguiente a no dar ni a pedir tregua. De Jesús hizo lo mismo.

El tercer giro de este combate fue un clásico. Ambos gladiadores se dieron a mansalva, el boricua usando su mano fuerte, su izquierda, y Durán tirando combinaciones de cuatro a cinco golpes, avasallando, y pegando su derecha volada al cuerpo.

Iniciando el cuarto asalto, De Jesús comenzó a gastarse. Tanto por el calor, la humedad, como por la cantidad de golpes que daba así como los que recibía.

Y en el séptimo, Durán lo puso de rodillasen la lona con una rápida y certera combinación de cinco golpes. El boricua trato de mantenerse a flote en el resto del combate, pero Durán se creció y no dio mínimas oportunidades. A los 1:11 del asaltos 11, el referí detuvo el combate, declarando vencedor titular a Durán.

Un tercer pleito entre ambos se llevó a cabo el 21 de enero de 1978 en el Caesar’s Palace, en Las Vegas. Allí, en donde Durán y De Jesús se jugaron las coronas de las 135 libras de la AMB y el Consejo Mundial de Boxeo (CMB), el panameño salió por la puerta ancha al derrotar por nocaut al boricua, a los 2:32 del asalto número doce de un combate pactado a quince.

De Jesús nació en Carolina en 1951 y murió en 1989 a los 37 años. Su marca fue de 58-5-0 con 33 nocauts. Durán nació en 1951, en El Chorrillo, Panamá, y dejó récord de 103-16-0 con 70 por la vía del sueño.


💬Ver 0 comentarios