Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Félix Verdejo está satisfecho con la preparación realizada bajo la tutela de su nuevo entrenador, el cubano Ismael Salas. (Suministrada/ Top Rank)
Félix Verdejo está satisfecho con la preparación realizada bajo la tutela de su nuevo entrenador, el cubano Ismael Salas. (Suministrada/ Top Rank)

A Félix Verdejo le gustaría estar en estos momentos con su familia en medio del “calentón” que vive Puerto Rico debido a los sismos que han afectado a la isla.

Sin dejar de pensar en su gente, “El Diamante” continúa en preparación a una semana de su regreso al cuadrilátero el próximo sábado en la cartelera de Top Rank a celebrase en el Turning Stone Resort Casino de Verona, Nueva York.

En un aparte con El Nuevo Día vía telefónica desde Las Vegas, el púgil de 26 años lamentó el efecto de los movimientos telúricos que tiene a miles de puertorriqueños refugiados en el sur ante la pérdida de sus hogares.

“Ha sido un momento difícil para todos los boricuas. Mi familia está bien, gracias a Dios no ha pasado nada. Está todo bajo control. Pero, obviamente, sentimos las pérdidas que han habido en el país, personas que han perdido sus casas; tristeza que trae a todo Puerto Rico, no solo a mí, porque la isla es como una familia”, dijo Verdejo.

“Sentimos todo lo que afecta a otros. Estoy con ellos “full”, pero nada, estoy enfocado en la pelea y quiero demostrar que hay Félix para largo”, agregó.

En condición óptima

En su primer combate desde el pasado abril, el exolímico enfrentará a Manuel Rey Rojas en una reyerta de peso ligero a 10 asaltos. El combate tendrá el turno coestelar del cartel protagonizado por Eleider Álvarez versus Michael Seal que se transmitirá por ESPN.

“Estamos amolaítos. Estoy tranquilo. No tengo presión. Estoy listo para lucir”, aseguró Verdejo.

El boricua estrenará a un nuevo entrenador, el cubano Ismael Zayas, quien tiene su gimnasio ubicado en la ‘Ciudad del Pecado’ en Nevada. Verdejo, que lleva meses acuartelado, indicó que no vio diferencia en preparaciones distintas cuando tenía en su esquina al mentor Ricky Márquez.

“Es básicamente lo mismo. Tengo el talento, es cuestión de emplear todo lo que me ha enseñado Salas. Me ha ayudado bastante en arreglar unas cositas que traía, de malos hábitos en mi estilo de pelea. Era cuestión de encajar. Me siento en óptimas condiciones”, declaró.

Ya es cuestión de mantener la soltura, mantener el peso. Ya el trabajo está hecho. Es mantener el peso cerca y no hacer desarreglos a última hora”, añadió.

Después de sufrir su primer revés en marzo de 2018 ante las manos del mexicano Antonio Lozada, Verdejo entrará al ensogado por tercera vez luego de ganar sus últimos dos compromisos. El pasado noviembre de 2018, noqueó a Yardley Armenta Cruz en el coliseo Mario “Quijote” Morales de Guaynabo. En abril, salió airoso por decisión unánime ante Bryan Vásquez en el Madison Square Garden de Nueva York.

Sobre su próximo rival, Verdejo no quiere subestimar al estadounidense que tiene marca de 18-3 con cinco nocauts.

“Es un rival que ha peleado con pocas personas de renombre, pero por eso no hay que restarle mérito. De cualquier malla sale un ratón. No subestimo a nadie. Él tiene dos manos igual que yo y va a hacer su trabajo al igual que yo”,

Verdejo (25-1, 16 KO) volverá a compartir camerino junto al barranquiteño Christopher “Pitufo” Díaz (24-2, 16 KOs), quien chocará contra el brasileño Adeilson Dos Santos como parte de las peleas preliminares.