Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Ronald Reagan, presidente de EE.UU, saluda a Camacho en una visita que el boxeador hizo a la Casa Blanca en 1983. (Archivo)
Ronald Reagan, presidente de EE.UU, saluda a Camacho en una visita que el boxeador hizo a la Casa Blanca en 1983. (Archivo)

Su velocidad de manos,  incómoda guardia zurda,  habilidad innata para evitar golpes y su pocas veces utilizada capacidad de asimilación y recuperación le ganaron a Héctor Luis Camacho Matías el sexto lugar en el escalafón de las Leyendas Boricuas del Ring.