Jeremy De León, a la derecha, celebra tras anotar uno de los dos goles que sumó ante Bermuda.
Jeremy De León, a la derecha, celebra tras anotar uno de los dos goles que sumó ante Bermuda. (Suministrada)

La Selección Nacional de fútbol masculino Sub-20 se clasificó al Campeonato Concacaf de su categoría, tras golear el miércoles por 6-0 a Bermuda en el torneo clasificatorio que se disputó en República Dominicana.

El campeonato, que se celebrará en el 2022, será clasificatorio al Mundial de la categoría y los Juegos Olímpicos de París 2024.

Los boricuas lograron su clasificación tras finalizar en el primer lugar del Grupo C con seis puntos. Puerto Rico se llevó el boleto por diferencia de goles, pues otros dos rivales en la llave, San Vicente y Bermuda, también terminaron con seis puntos. Barbados terminó último sin unidades.

El miércoles, por Puerto Rico, Jeremy de León y Daniel Cruz anotaron dos goles cada uno, Wilfredo Rivera sumó otro, y Bermuda sumó un autogol para las seis anotaciones.

“Es un sentimiento increíble, no hay palabras para describirlo, porque estaba convencido de que nuestro equipo podría lograrlo. A pesar de las circunstancias que pasaron, nos unimos como grupo y salimos a conseguir el objetivo sin importar cuantos goles hicieran falta”, manifestó el mediocampista Ian Silva en comunicado de prensa.

El equipo fue dirigido por el estadounidense Dave Sarachan.

“Llevo dirigiendo muchos años y no creo que haya muchos momentos en mi carrera de los cuales me pueda sentir tan orgulloso. Creer es una parte fundamental del ser humano y ellos lo hicieron, ahí está el testimonio. La noche fue mágica porque los chicos pudieron anotar, jugar buen fútbol y avanzar, esto es muy especial para mí”, sentenció el entrenador.

Superaron una confiscación

La participación de Puerto Rico en este torneo comenzó con una confiscación de su primer partido contra San Vicente. Según anunció la Concacaf, los boricuas fallaron en producir los requerimientos relacionados al protocolo de COVID-19, por lo que no se les dejó jugar ese primer partido. Por confiscación, los boricuas perdieron por 3-0, lo que los obligó a derrotar a Barbados (1-0), y luego superar por cuatro goles o más a Bermuda, lo que lograron (6-0).

El jueves, la Federación Puertorriqueña de Fútbol (FPF) envió un comunicado sobre lo que llevó a la confiscación, y que por poco le cuesta a la Selección su clasificación al torneo.

“Este incumplimiento totalmente involuntario a las regulaciones del torneo por parte de la Concacaf fue a causa de la no provisión de la información que la misma enviara a la secretaria general y la gerencia de selecciones, y que a su vez no hicieron llegar a la delegación para su debido cumplimiento”, alegó la FPF en comunicado.

“Sin embargo, a pesar de esto se hicieron todas las acciones correspondientes para intentar solucionar este inesperado impasse; entre ellas la realización de dos pruebas PCR a todo el equipo, 48 horas antes del primer partido y la evidencia de 18 jugadores con el sistema de vacunación completo; pero finalmente, no se pudo revertir la drástica medida de Concacaf, a pesar de la favorable condición de salud que presentó nuestro equipo, para poder afrontar el partido sin poner en riesgo a nuestro adversario”, se abundó.

La FPF, presidida por Iván Rivera, comunicó que “esta situación, lamentablemente ha derivado en el alejamiento de los dos funcionarios, con responsabilidad directa, en la aplicación de la sanción que nos fuera impuesta”.

La FPF no especificó quiénes fueron las personas separadas de su puesto pero, según ha trascendido, los señalados fueron la secretaria general María Inés Lugo, y el gerente de selecciones, Jorge Pulido.

💬Ver comentarios