Irad Ortiz, Jr. volverá a montar desde este próximo sábado en Florida.
Irad Ortiz, Jr. volverá a montar desde este próximo sábado en Florida. (Archivo)

NOTA DEL EDITOR: Noveno de una serie de  entrevistas a figuras del deporte puertorriqueño sobre cómo pasan la cuarentena causada por el coronavirus.

El boricua Irad Ortiz, Jr. fue de los primeros jinetes en  optar  por no montar cuando comenzó la  propagación del coronavirus en Estados Unidos. 

El dos veces ganador del Premio Eclipse al mejor jinete de Estados Unidos anunció en marzo pasado a través de su cuenta de Twitter que no iba a seguir montando, mientras las carreras continúan a puerta cerrada en el hipódromo de Gulfstream Park, Florida. 

En ese entonces, optó por proteger a su esposa -quien está embarazada- y sus dos hijas de cinco y tres años. 

Tras un mes de encierro en su hogar en Hollywood, Florida, el boricua ya está listo para regresar a montar y desde este sábado reaparecerá en Gulfstream Park. 

Sobre lo que ha sido su vida en el pasado mes, Ortiz respondió cinco preguntas a El Nuevo Día

1. ¿Qué extrañas de tu vida antes de la pandemia que no sabías que era tan importante para ti?

-Siempre ha sido importante para mí montar, esa siempre ha sido mi profesión. Eso es lo único que yo extraño, tener esa oportunidad de seguir montado.

2. ¿Qué es lo primero que harás cuando acabe esta cuarentena? 

-Regresar a mi trabajo, a hacer lo que me gusta, que es ir al hipódromo a montar.

3. ¿Qué cosa  has aprovechado a hacer en esta cuarentena? 

-Estar con mis hijas. Cuando estoy trabajando,  no tengo mucho tiempo de estar con ellas. Ahora paso bastante tiempo con ellas y en verdad que me lo estoy disfrutando.

4. ¿Cuáles  series has visto en la cuarentena?

-He visto un montón, pero la serie que me ha mantenido en el asiento es la Casa de Papel.

View this post on Instagram

Mi motor?????????????

A post shared by Irad Ortiz (@irad_ortiz) on

5. ¿Cuál es tu peor temor en esta crisis?

-Que el virus continúe. Mucha gente inocente está muriendo y yo creo que deben de cuidarse mejor, porque no sabemos hasta cuándo esto va a durar.