El atletismo está incluido entre los deportes que el nuevo reglamento regulará en las categorías menores. Por ejemplo, las sesiones de entrenamiento en la categoría 13-14 años no deben pasar de 60 minutos al día. (JUAN LUIS MARTINEZ)

Luego de un complejo proceso de vistas públicas y debates, el Departamento de Recreación y Deportes (DRD) anunció el lunes que el reglamento que regulará a las organizaciones que efectúan actividades deportivas con menores de edad en el país entrará en vigor este próximo sábado, 1 de agosto.

El estatuto, que lleva por nombre “Reglamento para la protección de los menores en el deporte: principios para la participación deportiva en las categorías menores”, ofrece unas guías para la práctica deportiva de los menores de edad que no son atletas de alto rendimiento, y su puesta en vigor supone un avance en la defensa de esa población, a juicio de la secretaria del DRD, Adriana Sánchez Parés.

Los puntos relevantes

En entrevista con El Nuevo Día, la titular del DRD destacó que el documento aprobado establece una carta de derechos para los niños y jóvenes deportistas, que puntualiza en el respeto a su individualidad y a su dignidad.

Otro aspecto importante es que “cuida y hace énfasis” en la salud mental de los niños y niñas y en el asunto de las presiones indebidas a los pequeños deportistas. Además, mencionó que establece las etapas de desarrollo por edades y por deporte. Esas etapas son la introductoria, la de iniciación, desarrollo, especialización y —por último— rendimiento.

Asimismo, este reglamento permitirá que se recopile información sobre las lesiones que se produzcan, lo que debe ayudar al DRD a ver si hay que adaptarlo.

El documento se puede descargar en la página web del DRD. Tiene 78 páginas y detalla el reglamento por deporte y por grupos de edades. Por ejemplo, limita la cantidad de prácticas que se pueden realizar a la semana, dependiendo la edad de los atletas.

“Yo creo que se necesitaban tener unos parámetros dentro de los cuales se pudiese operar. Si hay que hacer un ajuste eventualmente también se puede hacer”, dijo la funcionaria, que no ve este reglamento como una guía estática, sino como un documento que debería ajustarse a medida que surjan otras situaciones o prácticas deportivas.

La secretaria del DRD, Adriana Sánchez Parés, enfatizó en que el reglamento puede enmendarse sobre la marcha. (Archivo)

La secretaria descartó que la fecha escogida para la entrada en vigor del reglamento tenga algo que ver con la nueva orden ejecutiva del gobierno que deberá comenzar ese mismo día. En este sentido, Sánchez Parés explicó que el anuncio se hizo ahora para que las personas concernidas tengan tiempo de familiarizarse con el documento, que fue aprobado por el Departamento de Estado a mediados de julio.

“Le hemos puesto esta fecha del 1 de agosto para poder hacer este anuncio y que la ciudadanía esté notificada y tengan tiempo de ir a la página del Departamento (de Recreación y Deportes) para bajar el documento”, expresó Sánchez Parés.

“Son procesos que están corriendo paralelamente (el de este reglamento y el de la nueva orden ejecutiva). Todavía no tengo información sobre cuál va a ser la determinación de la gobernadora en cuanto a las próximas etapas del plan para contener la pandemia”, añadió.

¿Cómo se enforzará?

La funcionaria declaró que su oficina iniciará un proceso de orientación, que en su primera parte cubrirá a los directores de Recreación y Deportes municipales, quienes serán instrumentales al momento de enforzar este nuevo ordenamiento.

En este punto, Sánchez Parés explicó que también espera contar con el personal de las comisiones que integran el DRD para que apoyen directores de Recreación y Deportes municipales.

“Tenemos los directores Recreación y Deportes municipales, tenemos los directores regionales del Departamento de Recreación y Deportes y tenemos también unos inspectores que nos van a ayudar a ir a la calle a fiscalizar”, dijo Sánchez Parés, quien apostó a que los progenitores puedan también dar la voz de alerta sin ven situaciones que incumplen con este protocolo.

Ante la pregunta de si ese personal con el que cuenta es suficiente, la secretaria reconoció “que siempre va a hacer falta más gente”.

“No hay suficientes recursos en el Departamento, y eso lo hemos discutido anteriormente. No obstante, creo que con los recursos que tenemos ahora podemos cubrir la isla y poco a poco hacer ajustes donde haga falta”.

Al recordar el procedimiento que se siguió para lograr su aprobación, que incluyó vistas públicas en diversos puntos del país, indicó que fue un “proceso duro” porque, aunque todos los involucrados en el deporte infantil y juvenil entendían que había un problema de lesiones en menores debido a las cargas excesivas de ejercicio, nadie quería asumir responsabilidad.

“Lo que recopilábamos era como: ‘Sí, estamos conscientes de que hay una problemática. Sí, entendemos que se debe hacer algo, pero yo no porque yo estoy bien. Son los demás’”, estipuló Sánchez Parés.