Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Andrea Rangel, de las Changas, ha sido la jugadora más sobresaliente del torneo hasta el momento. (GFR Media)
Andrea Rangel, de las Changas, ha sido la jugadora más sobresaliente del torneo hasta el momento. (GFR Media)

Tras cuatro semanas celebradas del torneo 2020, la Liga de Voleibol Superior Femenino (LVSF) ha dado señales que va a presentar una temporada competitiva e  impredecible. 

 Con el dominio de las actuales campeonas las Criollas de Caguas, quienes buscan seguir extendiendo su dinastía al tratar de conseguir su sexto campeonato consecutivo y el juego consistente de las Changas de Naranjito, la campaña ha sido marcada por el dominio de estas dos franquicias.

 El resto de los equipos como Mayagüez, Toa Baja, Juncos y Trujillo Alto se mantienen en pelea en los otros puestos.

Otro dato que vale la pena significar es  la impresionante temporada de la opuesto de las Changas de Naranjito, Andrea Rangel, quien ha dominado a su antojo en la ofensiva. 

 De igual forma, con el regreso de las refuerzos desde el 2016, las jugadoras nativas se mantienen firmes entre las líderes de las estadísticas en la campaña.   

 Asimismo, las jugadoras importadas como Micaya White, Shelly Stafford, Alyse Ford y Mackenzie Wells han estado impresionando tanto por su ofensiva como su defensa en las primeras cuatro semanas del torneo. 

 Por último, el comienzo de temporada de las Pinkin de Corozal en su regreso al torneo desde 2016 no ha sido el ideal, al ocupar el sótano con marca de 4-6 para un total de nueve puntos en 10 partidos.

 A continuación,  cinco apuntes que se presentaron en el primer mes de la liga de voleibol femenino.

 Caguas y Naranjito en otra ‘liga’  

Las campeonas defensoras   Criollas de Caguas y las Changas de Naranjito están teniendo una sólida temporada  al afianzarse en los primeros dos lugares de la tabla, con amplia diferencia del resto. Caguas está comandando la liga con marca de 9-2 con 25 puntos en  11 encuentros. Mientras, Naranjito está segundo con récord de 7-4 con 23 tantos en 11 partidos. En el primer choque de ambos sextetos, Caguas se llevó la victoria tras vencer a las Changas en cinco parciales, el pasado 20 de febrero. El segundo encuentro será el 14 de marzo cuando las Criollas visiten a las Changas en el coliseo Gelito Ortega desde las 8:00 p.m. 

Trabajo de altura de Rangel

La opuesto de las Changas, Andrea Rangel, ha tenido una temporada de ensueño, liderando los departamentos de  ataques y anotaciones. La  mexicana —que juega como nativa— está en su cuarta temporada en la liga, su segunda con las Changas, ya que anteriormente jugó como refuerzo con Humacao. La capitana del equipo nacional de México lidera  la estadística de puntos con 261, repartidos en 230 en ataques —también líder del torneo—   17 bloqueos y 14 saques directos.  

Buen nivel entre las refuerzos  

La opuesto de las Criollas de Caguas, Micaya White, (en la foto) se destaca entre las refuerzos, liderando las jugadoras importadas  en puntos.  La estadounidense suma 164 puntos, repartidos en 135 en ataques, 21 en bloqueos y ocho en saques directos. La central estadounidense de las Changas de Naranjito, Shelly Stafford, ha sido letal defendiendo la malla alta, liderando   las refuerzos en bloqueos con 28. Mientras, la opuesto estadounidense de las Valencianas de Juncos, Alyse Ford, está controlando la ofensiva en los servicios directos, liderando las importadas con   16 aces.  


Nativas lideran las estadísticas 

Pese al retorno de las jugadoras refuerzos en la liga por primera vez desde el 2016, las nativas siguen dominando las principales categorías de la temporada 2020. Rangel,  de 26 años,  es considerada nativa ya que reside en la isla. La opuesto lidera la liga en la ofensiva con un total de 261 puntos. La central Diana Reyes 

( en la foto, Caguas) lidera en bloqueos con 44 aciertos para un promedio de 0.96 en 46 parciales,  y la opuesto Ivania Ortiz comanda el departamento de saques con 25 aciertos para un promedio de 0.54 en 46 parciales con Caguas. Por último, la líbero de las Llaneras de Toa Baja, Deborah Seilhamer,   lidera  la liga en dos categorías:  286 defensas y 199 pases. 

Lento  regreso de las Pinkin 

Las Pinkin de Corozal, bajo la dirección del debutante dirigente Ángel Pérez, no han tenido un buen comienzo de temporada en su retorno,  tras seis años  de ausencia. El sexteto se encuentra en la última posición con marca de 4-6 para un total de nueve puntos en 10 partidos. Las máximas campeonas en la historia del voleibol con 17 títulos, buscan ir a su primera final desde el 2013. Las Pinkin, no obstante, han dado señales de vida al ganar sus pasados dos partidos en cinco sets, primero ante Juncos el 2 de marzo y el pasado lunes ante Toa Baja.