"Parasite" cargó con cuatro premios. (AP)

Bong Joon Ho tuvo la noche de su vida en la entrega de los premios Oscar al lograr el hito de que su cinta “Parasite” se convirtiese en la primera película no hablada en inglés en recibir la estatuilla a la Mejor Película.

El discurso de aceptación del director surcoreano al recibir el premio al mejor director fue uno expresado tan directamente del corazón que hizo levantar en aplausos a todos los presentes la noche del domingo en el Teatro Dolby en Los Ángeles. Fue durante una referencia al director Martin Scorsese, quien también estaba nominado en la categoría de mejor director por "The Isrishman", que la audiencia se levanto en una amplia ovación. Luego rindió homenaje a los demás directores nominados.

“Después de ganar la mejor película internacional, pensé que ya el día había acabado y que me podía relajar. Muchísimas gracias. Cuando era joven y estaba estudiando cine, había un refrán que yo grabé en lo más profundo de mi corazón: el más personal es el más creativo. Esa cita es del gran Martin Scorsese. Cuando estaba en la escuela de cine estudié las películas de Martin Scrosese. El solo hecho de estar nominado es una gran honor. Nunca pensé que iba a poder ganar. Cuando el público de los Estados Unidos no estaba familiarizado con mis películas, Quentin Tarantino siempre las incluía en sus listas de favoritas. Él está aquí, muchísimas gracias. Quentin, te amo. Y Todd (Philips) y Sam (Mendes), grandes directores que admiro. Si la Academia me lo permitiera me gustaría tener una sierra eléctrica de Texas para cortar el premio en cinco y compartirlo con todos ustedes. Gracias. Beberé hasta mañana”, fueron las palabras de Bong Joon Ho que fascinaron a todos los presentes.

La cinta “Parasite” terminó la noche con cuatro premios Oscar: Película, Director, Película Internacional, Guion Original.


💬Ver 0 comentarios