Luz Towns-Miranda se presentó ante un grupo de estudiantes de la Universidad de Puerto Rico para hablarles sobre la importancia de su rol como profesionales de la salud mental.

El vínculo y compromiso de la familia Miranda con la Universidad de Puerto Rico (UPR) continúa presente en beneficio de los estudiantes del primer centro docente del país, a pesar de que la producción “Hamilton” no pudo presentarse en el teatro universitario en Río Piedras.

La madre del dramaturgo Lin-Manuel Miranda, la doctora Luz Towns-Miranda dictó esta tarde el taller "Trauma Post Disaster" a los estudiantes de nivel graduado de los programas de consejería, rehabilitación, psicología y trabajo social de la UPR.

La iniciativa forma parte del proyecto Patria (Proyecto universitario de Apoderamiento, Transformación y Recuperación con un enfoque Interdisciplinario de servicios Accesibles), respaldado e impulsado por Hispanic Federation, organización creada hace más de 25 años por el padre de Lin-Manuel, Luis Miranda.

Hispanic Federation pactó un acuerdo colaborativo con la UPR para ofrecer servicios de evaluación, consejería y psicoterapia en los recintos de Arecibo, Río Piedras y Humacao. La UPR y la fundación anunciarán la próxima semana los detalles del acuerdo colaborativo del proyecto Patria, cuya inversión ronda los $1.2 millones por un periodo de años.

"Hay un compromiso con la Universidad de Puerto Rico y con la salud mental de los puertorriqueños, especialmente después del huracán María. Este es el primero que hacemos en la universidad, pero la idea es que los estudiantes tengan una idea de qué pueden enfrentar y entre más aprendan mejores servicios podrán proveer a las personas" , indicó la madre del reconocido actor, cuya familia en la isla reside en Corozal.

La psicóloga clínica, graduada en 1985 de la Universidad de Nueva York, conversó con los estudiantes de nivel graduado sobre dos tópicos relevantes que enfrenta el ser humano luego de un suceso impactante: el trauma y el apego.

"Después de María hay tantas áreas de trauma que hay que estar pendiente, estudiar e investigar en la isla. Estoy en este proyecto, pero imagino que en el futuro se identifiquen otras áreas de necesidad para los estudiantes y la población que requiere mayor atención a la salud mental" , añadió la doctora que afirmó que hasta ahora la experiencia ha sido enriquecedora, ya que ha visto como la sociedad puertorriqueña se ha levantado de manera optimista.

Especificó que el trauma mássevero no necesariamente se presenta de manera visible, sino que se evalúa una vez la víctima “dice que no siente nada”.

Preguntarle a una persona que tiene un trauma severo qué siente es la peor pregunta que le puedes hacer, porque esa persona dice que no siente nada. Ellos están desconectados y por eso no puede responder. Y ese trauma severo también es probable que muchos de los puertorriqueños lo hayan vivido, después de María”, explicó la doctora durante el taller que duró dos horas.

La treintena de estudiantes que asistió a la charla escuchó con atención las palabras de la psicóloga clínica con vasta experiencia en manejo de trauma en diferentes clínicas en el sur de el Bronx.

De sus vivencias narró como trabajó en la década del 80 con la alta adicción de la heroína en las calles de New York, la desigualdad social y las pérdidas que tuvieron que enfrentar los cientos de bomberos que trabajaron en la respuesta rápida del atentado contra las torres gemelas en la Gran Manzana.

La doctora que ha trabajado con la Coalición de Familias Hispanas en Estados Unidos precisó que hay que observar las estadísticas de suicidios en la isla, luego del huracán María, ya que "suele incrementar al igual que las adicciones".

En ambos casos, detalló que tanto las adicciones como los intentos de suicidios se incrementan por los altos niveles de estrés que se generan tras la devastación de un fenómeno atmosférico.

En su alocución, además, instó a los futuros profesionales de conducta humana a que se enfoquen a escuchar a las personas y que estas puedan exteriorizar sus sentimientos.

"Hay que reconocer que después de una trauma es normal experimentar toda clase de sentimiento. Ustedes deben enfocarse en escuchar y hacer que las personas cuenten lo que siente para poder evaluarlos y ayudarlos" , acotó la psicóloga.

Towns-Miranda estuvo acompañada de la representante del proyecto Patria, Charlotte Gosset Navarro.


💬Ver 0 comentarios