Para la creadora, hablar sobre la violencia machista es una necesidad y una urgencia. (Pablo Martínez)

En momentos en que diversos grupos feministas exigen a la gobernadora, Wanda Vázquez, que declare un estado de emergencia ante la ola de violencia machista que se vive en el país, y cuando cada ocho días asesinan a una mujer en la isla, el trabajo de la artista puertorriqueña Marta Pérez García resulta más pertinente que nunca.

Hace dos meses, Pérez García comenzó a trabajar en el proyecto artístico, “Si te cojo…cuerpo, mujer, rotura”, para el Museo de Arte Contemporáneo de Puerto Rico (MAC) como parte de su participación en el programa Taller Vivo, que ofrece la institución, y que permite a los artistas trabajar en sus procesos desde un espacio del museo.

Esta propuesta artística de inmersión es una invitación a reflexionar y dialogar sobre la violencia machista a través de un trabajo multimediático colaborativo e interactivo, donde participaron diversas sobrevivientes de violencia. Estas tomaron varios talleres con la artista, quien las invitó a construir sus propias narrativas mediante la creación de unas muñecas que formarán parte de la pieza final del proyecto, que se exhibirá a partir de hoy, sábado, a las 4:00 p.m., en la sede del MAC, en Santurce. En esta instalación, que estará en exhibición hasta el 12 de octubre, se apreciarán, además de las muñecas, casquillos de balas, bloques de juguete, ojos, dientes y flores, como símbolos que provocan pensar la violencia que viven las mujeres desde su infancia hasta la adultez. Además, se podrán escuchar los relatos al unísono de algunas de las sobrevivientes.

“Para mí era importante no simplemente hacer una instalación -que es la primera vez que hago una- sino que la gente retomara nuevamente el tema para saber dónde tú te sitúas en cuanto a la violencia de género y que sea una reflexión personal hacia dónde estás. Pero también era importante tener unos talleres donde estas mujeres (sobrevivientes) también hicieran una reflexión hacia su vida”, expresó Marta Pérez García en un encuentro reciente con El Nuevo Día.

La artista comenzó a gestar este proyecto hace cinco años luego de una invitación que le extendiera precisamente el MAC. En ese momento, surgieron las primeras ideas de la propuesta, pero no se concretó. No fue hasta el año pasado, en la ciudad de Washington DC, donde reside la artista, que surgió una oportunidad para retomarlo. En la capital de Estados Unidos, donde presentó parte del proyecto, entrevistó a varias mujeres latinas sobrevivientes de violencia, quienes también construyeron varias muñecas que se sumarán a las realizadas por las puertorriqueñas.

“Serán más de 200 muñecas que van a estar todas juntas, derechitas, mirando al público. Para mí esas muñecas representan este cuerpo de personas unidas que estamos fuertes, que estamos de pie, que no nos van a silenciar y que ya no nos vamos a esconder”, sostuvo la artista sobre lo que representan cada una de estas piezas que el público podrá apreciar y en las que cada mujer relata un pedazo de su historia. “Yo no soy muñeca. Estoy hecha de dolor”, “Mi cuerpo se respeta” o “Mi vagina no es cuando tú quieras”, son algunas frases que sobresalen en estas muñecas hechas con diversos tipos de medias, especialmente con ‘pantyhose-nylon’ que evoca la estructura-piel.

Para la creadora, que se ha destacado principalmente en el grabado y quien ha trabajado el tema de las mujeres en su obra, hablar sobre la violencia machista es una necesidad y una urgencia, pues desde que era una niña ha observado el discrimen y violencias que enfrentan las mujeres. “Recuerdo, de pequeña estar en este grupo donde estaban hablando de una mujer que mataron y las personas diciendo, sabrá Dios por qué la mataron. Para mí ese cuestionamiento fue horrible. Quitarle una vida a otra persona no es cuestionamiento. Pero hasta ahí llega el machismo y el patriarcado. Y esa conversación no ha cambiado desde que soy chiquita. Quizás ha cambiado y hay mayor conciencia por todos estas organizaciones y grupos feministas que están en la calle luchando día a día. Pero si no fuera por ellas, qué está haciendo el gobierno, qué estamos haciendo nosotros como comunidad”, cuestionó.

Por eso, parte fundamental de esta propuesta es la palabra, la narrativa. Marta Pérez García entiende que urge escuchar a las mujeres, sobre todo a las sobrevivientes de violencia, para comenzar a construir un nuevo discurso que rompa con la misoginia que se vive en el país y que se aprecia hasta en nuestro cancionero popular, con temas como “Si te cojo”, composición de Bobby Capó popularizada por Ismael Rivera, que sirvió de pivote para este proyecto.

“Creo que cuando verbalizas tu historia eso te da un poder y te libera. En ese proceso te das cuenta que hay una comunidad que te está apoyando, que te está escuchando. Hablar no es malo porque lo que te pasa a ti me pasa a mí también”, dijo la artista, quien realizó este proyecto con la colaboración de la coalición Coordinadora Paz para la Mujeres, con quienes hoy participará de un conversatorio durante la apertura de la instalación.

“Si te cojo…cuerpo, mujer, rotura”, también rinde homenaje a las mujeres desaparecidas, toda vez que invita al público a compartir sus propios relatos o dejar un mensaje a las víctimas y sobrevivientes en muestra de solidaridad. Para que sepan que no están solas.

Además del proyecto de Marta Pérez García, el MAC presentará hoy, sábado, de 1:00 a 4:00 p.m., “Jirafa”, un taller/charla sobre técnicaspara voz y cuerpo en el espacio escénico que estará a cargo del artista Eduardo Alegría, quien también lleva a cabo un Taller Vivo en el museo, titulado “Animal politiqueer”. Ambos eventos son libre de costo.


💬Ver 0 comentarios