Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Toda su obra nace del dibujo que logra frente al objeto o a un paisaje.

“Ese es el motor que activa la emoción de Matthias Weischer para hacer arte”, explica Cheryl Hartup, curadora en jefe del Museo de Arte de Ponce (MAP) en torno al trabajo del artista que será exhibido en la institución a partir del próximo sábado 26 de noviembre.

Para calentar motores, mañana a las 6:30 p.m., artista y curadora se unirán en un conversatorio que explorará la relación entre las pinturas y los grabados del alemán, considerado uno de los representantes principales de la nueva escuela de Leipzig, la cual adhiere entusiastas del arte clásico. El evento será en el Salón Fundación Plaza del Caribe del MAP.

“Será una mirada general a su trayectoria como artista desde el 2001”, adelanta Hartup sobre los detalles del conversatorio.

“Hace como dos años, él empezó a hacer grabado, entonces vamos a hablar de su relación entre ellos y sus pinturas. La muestra en Ponce incluye nueva obra del que marca un punto de partida en otra dirección, así que quiero investigar a qué obedece ese cambio radical”, agrega sobre el artista nacido en el 1973.

“Matthias Weischer: obra nueva” cuenta con 11 pinturas al óleo -a mediana y gran escala- y 45 grabados.

“Es interesante porque siempre estamos hablando sobre la muerte de la pintura”, dice la curadora. “Pero en este caso, para mí muestra cómo un artista con un trasfondo bien académico, que como estudiante se forma en un entorno con obras de los maestros clásicos, puede contribuir a un nuevo lenguaje en la pintura”.

Una publicación de 40 páginas con reproducciones a color de las obras complementa la exposición. Incluye un ensayo de Hartup.

“Matthias decidió investigar el paisajismo, lo que resulta extraño para muchos otros artistas. Él pensó: ‘¿Tengo que dejarlo para cuando tenga 70 años?’. Y decidió hacerlo ahora y buscó un lenguaje propio dentro de un género que tiene una larga historia para decir algo nuevo con la exploración de sus preguntas”, puntualizó Hartup.

Weischer ha probado no tener miedo de ir contra la corriente y, según la investigadora de su obra, tampoco se queda mucho tiempo en un mismo estilo ni pinta complaciendo el mercado del arte.

“Siempre busca cómo empujar las fronteras de su obra, siempre con la base en el dibujo”, culmina.

Para más detalles, llame al (787) 848-0505.