Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Debido a la pandemia, al llegar al domicilio para ofrecer el servicio de baile se mide la temperatura a los bailarines y se muestra al cliente, y se procede a hacer lo mismo con el anfitrión o anfitriones y luego a desinfectar el área donde se realizará la actuación.
Debido a la pandemia, al llegar al domicilio para ofrecer el servicio de baile se mide la temperatura a los bailarines y se muestra al cliente, y se procede a hacer lo mismo con el anfitrión o anfitriones y luego a desinfectar el área donde se realizará la actuación. (Sáshenka Gutiérrez)

Susan y otras dos compañeras entran sonrientes a la habitación que el cliente preparó. Forman parte de una empresa mexicana que ha trasladado los bailes eróticos a los hogares para ejecutar los movimientos sensuales con distancia segura y ofrecer sana diversión durante la pandemia de COVID-19.

💬Ver comentarios