El jibarito y el cuento pueden obtenerse en paquete o por separado a través de la página eljibaritodelacajita.com. (Suministrada)

Inspirados en “The Elf on the Shelf” y en la colección de adornos navideños de jibaritos de Casa Febus, sumado a la motivación de reforzar la tradición del Día de Reyes Magos, Victor Febus y Merari Cruz decidieron lanzar “El jibarito de la cajita” de la mano de la compañía Stride Group.

Según la pareja, la idea del jibarito viene “cocinándose” desde hace tiempo. Sin embargo, no es hasta la cuarentena obligatoria para evitar la propagación del COVID-19, que deciden poner manos a la obra y completar el cuento que acompaña al peluche.

“Todos los años decíamos ‘vamos a escribir el cuento’, pero nunca lo hacíamos. No es hasta que tuvimos este tiempo de encierro que pudimos meditar y analizar las cosas y dijimos ‘esta vez lo vamos a hacer’”, sostuvo Cruz, quien se dedica a la producción de contenidos.

El proceso de creación no se hizo esperar más. Inmediatamente llevaron el concepto a la compañía Stride Group -presidida por Febus- la idea se transformó. Arraigados al pensamiento de que todo ocurre en el momento indicado, las colaboraciones comenzaron a surgir y no hubo obstáculo que detuviera el proyecto.

“La ilustradora puertorriqueña Olgui Quiles nos ayudó con el diseño y pusimos a correr las ilustraciones que formarían parte del cuento”, detalló Febus, quien no sale del asombro por la excelente acogida que ha recibido el producto a tan solo menos de una semana de su lanzamiento.

Conforme a lo que contaron este par de ingeniosos, el jibarito representa a cualquier niño puertorriqueño que anhela con que llegue el Día de los Reyes Magos. Y, precisamente, basado en ese día tan especial para los boricuas es que gira la trama del cuento.

“El jibarito se encuentra con los Reyes Magos que están perdidos. Él (el jibarito) los atiende con café y los hace sentir en su casa. Ellos (los Reyes Magos), a modo de agradecimiento, le dicen que lo han estado observando y que ha sido un jibarito ejemplar y lo invitan a que los guíe en el proceso de repartición de regalos”, detalló Cruz, sin revelar demasiados detalles para crear expectativa.

“El jibarito de la cajita” se enfoca, además, en resaltar valores y fomentar conversaciones sanas entre los niños y cualquier integrante de la familia. También ofrece herramientas sobre cómo se puede mejorar y contribuir a un mejor país. Una vez finalizada la historia, los lectores encontrarán un vocabulario jíbaro con palabras como “compai”, “chiringa”, “pava”, “coquí”, entre otras.

Por su parte, “el concepto del peluche es crear una nueva tradición navideña. A diferencia del ‘Elf’, el jibarito puede aparecer en cualquier momento del año y los niños lo pueden llevar a todas partes porque no se estará fijando en su comportamiento, sino, en las actitudes del corazón”, aseguró Cruz a la vez que entatizó que la idea no es competir con “The Elf on the Shelf”.

El jibarito y el cuento pueden obtenerse en paquete o por separado a través de la página jibaritodelacajita.com.

“Ahora mismo estamos trabajando por preorden porque los primeros que llegaron se agotaron. Es un producto que se está vendiendo mucho, especialmente en la diáspora”, dijo Febus mientras añadía que ya comenzaron a recibir historias de boricuas fuera de la isla entusiasmados con el jibarito.

Jibaritodelacajita.com, eventualmente, evolucionará a una página educativa con herramientas útiles para padres y tutores sobre valores y otras enseñanzas positivas.