El artista plástico Domingo García fue profesor en la Escuela de Artes Plásticas de Puerto Rico, donde dejó su huella en el desarrollo académico del sector de artistas contemporáneos puertorriqueños.
El artista plástico Domingo García fue profesor en la Escuela de Artes Plásticas de Puerto Rico, donde dejó su huella en el desarrollo académico del sector de artistas contemporáneos puertorriqueños. (VANESSA SERRA DIAZ)

Las bellas artes están de luto, ante la inesperada partida del artista Domingo García, cuya muerte fue anunciada esta tarde a través de las redes sociales del puertorriqueño. “Me fui… me fui volando al cielo… montado en esta nube… ¡Domingo acaba de fallecer!”, lee el mensaje en la cuenta de Facebook del propio artista, con el que se anuncia el fallecimiento de este maestro de la escultura y la pintura, acompañándolo con la obra de su autoría “Nube” (2007).

García fue un artista multidisciplinario que trabajó desde el grabado y la pintura hasta la escultura. Nacido en el 1932 en Coamo, también llevó el sombrero de gestor cultural. García cursó estudios en la National Academy of Fine Arts de Nueva York y el Art Institute de Chicago. Además, estudió pintura con William Locke en Londres, una experiencia que enriqueció su técnica y manejo del color.

A su regreso a la isla, en 1958, fundó el Taller Galería Campeche, un centro importante en la formación de artistas, espacio de discusión política y pilar en la promoción de corrientes vanguardistas. En el 1988 fundó su segundo espacio de arte, la Galería de Arte Latino-Americano, que se mantuvo hasta 1994 en un antiguo teatro en la calle Fortaleza del Viejo San Juan. El coameño fue profesor en la Escuela de Artes Plásticas de Puerto Rico, donde dejó su huella en el desarrollo académico del sector de artistas contemporáneos puertorriqueños.

Uno es producto de su medio ambiente, y como Oller y Don Miguel Pou, yo siempre quise utilizar las modalidades internacionales para hacer una pintura nuestra… Uno interpreta y utiliza lo internacional, pero lo que se vive es el criollismo de uno, la condición puertorriqueña. Y eso tiene que aparecer inevitablemente en la pintura de uno, o ésta sería falsa”, expresó García en 1987, según apareció en el libro “Destello del yo: Seis décadas en Domingo García”, escrito por Mari Carmen Ramírez.

Entre las distinciones que García recibió en su carrera sobresalieron las becas otorgadas por La Casa del Arte (1967‑1968), el Guggenheim (1972) y la National Endowment for the Arts (1980). Además de eso, participó en numerosas exposiciones individuales y colectivas, así como en bienales en Puerto Rico, Estados Unidos, México, Brasil, Venezuela, Ecuador y España, entre otros.

En 2007 realizó una exposición retrospectiva titulada “Domingo García: Obra selecta en 60 años: 1947‑2007″ en el Museo de Arte de Puerto Rico. En su obra mostró la influencia de diversas tendencias como el expresionismo, la abstracción y el arte pop, y un interés particular en la armonía y en el empleo del color. Los retratos y autorretratos de marcada fuerza expresiva y profundidad sicológica fueron los géneros predominantes en su obra. Actualmente, en el Museo de Arte de Puerto Rico se encuentran dos pinturas suyas en exhibición, “Impresiones de La Perla” (1959) e “Isabel volando” (1963).

A principios de septiembre de 2021, García donó sobre 50 piezas de arte como pinturas, trabajos en tapiz, esculturas y obras sobre papel al Instituto de Cultura Puertorriqueña (ICP). “Este invaluable donativo de Domingo García, una de las voces más influyentes de los artistas del siglo XX en Puerto Rico, permitirá expandir la investigación sobre la trayectoria del artista, su técnica y estilo, a la vez que construye sobre la historia del arte puertorriqueño”, mencionó María Del Mar Caragol, directora del Programa de Artes Plásticas y Colecciones del ICP, al recibir la donación.

Hasta el momento, no se conocen detalles de sus exequias.

💬Ver comentarios