Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Los puertorriqueños resistieron desde las fortalezas de San Felipe del Morro (arriba) y San Cristóbal en San Juan, desde el Cañuelo en Isla de Cabras y desde San Jerónimo a la entrada de Puerta de Tierra.
Los puertorriqueños resistieron desde las fortalezas de San Felipe del Morro (arriba) y San Cristóbal en San Juan, desde el Cañuelo en Isla de Cabras y desde San Jerónimo a la entrada de Puerta de Tierra. (David Villafañe Ramos)

Uno de los momentos más gloriosos de nuestra historia -generalmente desconocido- fue el ataque de una inmensa flota inglesa comandada por el general Ralph Abercromby en 1797. El propósito era tomar Puerto Rico, presa codiciada en el Caribe por su situación geográfica, su tamaño (relativo a las islas de las Antillas Menores) y su prosperidad del momento.

💬Ver comentarios