Ángela Ponce, Miss España, hizo una histórica representación en el concurso de belleza.

No necesitó obtener la corona para ganar. Ángela Ponce, representante de España en Miss Universe, se llevó una de las ovaciones más emotivas de la noche del concurso luego que la organización le dedicara un segmento de unos tres minutos. 

La beldad española hizo historia al ser la primera mujer transgénero en aspirar a la corona universal. En el vídeo que emitieron desde Bangkok, Tailandia, describieron a la reina como una mujer "inteligente, bella y motivada, pero su camino no ha sido ordinario".

“Muchas personas no tienen la información de lo que es ser una mujer transgénero. Tener esa parte de ti que te dice que tu identidad es femenina, la identidad viene con nosotros desde antes de nacer", dijo Ponce en el vídeo. 

En la narración de la organización se recordó que desde pequeña ha tenido que superar actos de bullying, pero gracias al apoyo de su familia ha podido salir adelante y ser hoy día una importante portavoz de la inclusión en el mundo. 

“Para erradicar la tolerancia creo que sería muy importante inculcar esos valores desde pequeños”, mencionó.

“Simplemente, que entendamos que somos seres humanos y que tenemos que hacernos la vida mucho más fácil los unos a los otros. La realidad de muchas personas va a cambiar y, si yo puedo llevarlo al mundo, no necesito ganar Miss Universo, solo necesito estar aquí”, puntualizó la española de 27 años.

Acto seguido, apareció en tarima, se quitó la cinta de su país y la alzó en alto como símbolo de agradecimiento y victoria. Todo el jurado y el público presente se puso de pie mientras desfilaba por la tarima con la emoción a flor de piel. 

De hecho, más tarde la representante de Puerto Rico, Kiara Liz Ortega, contó que el homenaje a Ponce tomó a todas las candidatas por sorpresa porque no se lo esperaban. Recordó, además, un gran consejo que le dio: "La corona pasa, pero la historia se mantiene".


💬Ver 0 comentarios