Michael J. Fox fue diagnosticado con párkinson a los 29 años. (Archivo)

Hay algo en común entre el actor Michael J. Fox, conocido por la película "Back to the future " (1985), y la actriz Anne Hathaway: el párkinson precoz.

En la vida real, él fue diagnosticado con la enfermedad a sus 29 años, mientras que ella interpretó a una joven de unos 30 con el mismo diagnóstico en la película "Amor y otras drogas" (2010).

Aunque se podría pensar que el primero es un caso aislado y que el segundo es solo un invento de Hollywood, el 10% de los pacientes con párkinson lo presentan entre los 21 y los 50 años.

Se trata de una forma temprana de la enfermedad que, según un estudio publicado ayer en la revista Nature Medicine, podría empezar antes del nacimiento.De acuerdo con los científicos a cargo del trabajo, podría tratarse de pacientes que nacieron con neuronas alteradas que no se detectaron durante décadas.

"Esta nueva investigación emocionante brinda la esperanza de que algún día podamos detectar y tomar medidas tempranas para prevenir esta enfermedad", dijo Michele Tagliati, director del programa de trastornos del movimiento del Centro Médico Cedars-Sanai (EE.UU.) y coautor del estudio.

Para realizarlo, su equipo generó células madre especiales a partir de células sanguíneas de pacientes con párkinson precoz.

Este proceso implica llevar a las nuevas células hacia "atrás en el tiempo" hasta un estado embrionario. Con ello crearon células nerviosas (neuronas) idénticas a las que tenían los pacientes al inicio de su vida y fueron capaces de ver sus características.

Fue así que encontraron dos anormalidades clave. Por un lado, hallaron acumulación de una proteína llamada alfa-sinucleína, la cual aparece en la enfermedad de Parkinson y, por otro, encontraron estructuras celulares que funcionaban mal, las cuales hacen que las células se descompongan y que podrían contribuir a la acumulación de alfa-sinucleína.

"Lo que vimos fueron los primeros signos de párkinson de aparición joven", dijo Tagliati.

"Parece que las neuronas en estos individuos manejan mal la alfa-sinucleína durante décadas hasta que aparecen los primeros síntomas", añadió.

René Vidal, investigador del Instituto Milenio de Neurociencia Biomédica (BNI) de la Facultad de Medicina de la U. de Chile, aclara que existen varios tipos de párkinson precoz.

En su opinión, se necesitan estudios masivos en otros grupos de humanos que puedan comprobar los nuevos hallazgos.

"Este estudio es interesante y tiene la fortaleza de estar hecho con células humanas y no de animales, pero quizás exista solo un subgrupo de pacientes cuyo párkinson aparece antes del nacimiento", advierte Vidal.

"Por ahora, será necesario seguir investigando", puntualiza.

Un posible medicamento

Los investigadores también comprobaron que el fármaco EP005, que está aprobado para el tratamiento del cáncer de piel, logró mejorar las anormalidades encontradas en las células estudiadas. Esto significa que el medicamento es un posible candidato para realizar estudios en humanos que apunten a prevenir el párkinson precoz o detener la aparición de sus síntomas. Hoy no existe un tratamiento eficaz contra ninguna variante de la enfermedad.


💬Ver 0 comentarios