La actriz fue asesinada junto a su esposo -Thomas Henry Berry- en un trágico asalto. (Archivo)

El responsable de la muerte de la actriz venezolana Mónica Spear, Gerardo José Ramírez Contreras, falleció el pasado 13 de julio dentro de prisión debido a una tuberculosis, informó en su cuenta de Twitter el periodista venezolano Deivis Ramírez Miranda.

“El joven estaba condenado a 26 años de prisión por homicidio calificado. En principio había sido recluido en El Rodeo II (Venezuela), luego fue trasladado al penal de Tocuyito (Carabobo), y de ahí al estado Bolivar”, explicó el periodista quien ha seguido de cerca el crimen.

Según el comunicador, el traslado se debió a su mala conducta en la cárcel y le aplicaron sanción disciplinaria. Allí presentó un cuadro clínico de afección pulmonar severa. Fue atendido por personal de salud del penal, pero murió al complicarse.

Ya han pasado seis años de la muerte la Miss Venezuela 2004, quien fue asesinada junto a su esposo -Thomas Henry Berry- en un trágico asalto en la carretera mientras estaban de vacaciones en su país natal. Su hija, Maya Spear, resultó herida, pero sobrevivió.

La muerte de la beldad causó una gran conmoción a nivel mundial. Desde entonces, la hija de los vive con sus abuelos maternos en Estados Unidos, y año tras año, a través de sus redes sociales la niña de 12 años recuerda a su mamá tanto en el día en que hubiera sido su cumpleaños, como en el día de su deceso.

Inge Mootz Spear -madre de la actriz- dijo en 2017 a People en Español que a su nieta le gusta mucho ver fotos de su mamá y su papá. “Cuando ve las que están ellos tres juntos se sonríe, tal vez recordando los momentos felices que vivió con ellos”, declaró a la publicación.