La actriz y cantante valora el tiempo que puede dedicarse a vivir las cosas simples de la vida. (AP)

Rodeada de todos los lujos que el dinero puede comprar, la cantante y actriz Jennifer López a menudo simplemente desea estar en un lugar donde todo sea menos complicado.

"Me gustaría vivir en un lugar alejado, donde pueda hacer cosas cotidianas. Fantaseo con eso", contó JLo en una entrevista que será publicada en la más reciente edición de la revista Vanity Fair

La artista de raíces boricuas, nacida en el barrio del Bronx en Nueva York, indicó que le encantaría vivir en algún pueblo de Italia o en Bali, en lugar de Estados Unidos.

De esta manera, reflexionó, podría retomar como parte de su estilo de vida un poco de la normalidad que solía disfrutar antes de ser una estrella de fama internacional.

En la portada de Vanity Fair, que conmemora la edición número 26 dedicada a Hollywood, la cantante de 50 años aparece junto a los actores Eddie Murphy y Renée Zellweger. JLo luce un conjunto de chaqueta y pantalón de cuero negro y está sentada en una motora.

"Quisiera encontrar otra vida donde todo sea un poco más simple, poder andar en bicicleta, comprar pan y ponerlo en mi canasta; luego ir a casa y ponerle mermelada y simplemente comer. Poder sentarme en una mecedora y disfrutar de ese momento sin nada más en mi mente", explicó a la publicación.

En una de sus publicaciones más recientes en Instagram, JLo aparece muy feliz en uno de esos instantes cotidianos en familia, acurrucada en la cama junto a sus hijos, Max y Emme, mientras ellos hacen las tareas de la escuela.

López disfrutó en 2019 de varios logros importantes, sobre todo en lo que respecta en su faceta de actriz, tras su elogiada actuación de Ramona en la película Hustlers.

Este trabajo le mereció una nominación a los Globos de Oro en la categoría de mejor actriz de reparto, aunque no resultó ganadora.

Al revelar que la actuación es el amor de su vida, JLo dijo que lamenta haber rechazado en 2002 el papel protagónico de la película Unfaithful, junto a Richard Gere.

"Leí el guion y sentí que no era para mí. Debería haber seguido mi presentimiento de que Adrian lyne -el director del filme que también dirigió Atracción Fatal y Propuesta indecente- iba a hacer una obra maestra", contó.

La actriz Diane Lane fue la escogida y ganó un Oscar por su interpretación.

"Obviamente Diane era perfecta para el personaje. Estaba destinada a ser ella, pero cuando pienso en que rechacé ese papel realmente me arrepiento", agregó Lopez.


💬Ver 0 comentarios