Billie Eilish y Finneas O'Connell reciben el Grammy a la Canción del Año por el tema "bad guy". (Matt Sayles / Invision / AP)

Los Ángeles - La cantante Billie Eilish se coronó en la ciudad que la vio nacer al cargar en la noche del domingo con el galardón a la Canción del Año y el Álbum del Año en la edición número 62 de los premios Grammy con su tema "bad guy".

Eilish, con apenas 18 años, también ganó un trofeo al mejor album de pop vocal por el disco "When We Fall Asleep, Where Do We Go?". Luego, cargó con el premio al Álbum del Año.

La ceremonia, que se llevó a cabo en el Staples Center, comenzó con un homenaje a la memoria del exjugador de los Lakers de Los Ángeles, Kobe Bryant, y para su hija de 13 años, Gianna, quienes fallecieron en la tarde del domingo junto con otras siete personas en un accidente de helicóptero.

Alicia Keys, anfitriona del evento, ofreció a los presentes un mensaje y luego se unió al grupo Boyz II Men para cantar el éxito del grupo, “It’s So Hard to Say Goodbye”.

DJ Khaled, quien interpretó un homenaje al rapero Nipsey Hussle junto con John Legend, Meek Mill y Kirk Franklin, también le dedicó el número a Bryant y a su hija.

"¿Por qué?", exclamó una sorprendidísima Eilish, que con solo 18 años se está comiendo a grandes bocados la industria musical.

"He crecido viendo los Grammy (... ). Me siento muy agradecida y honrada de estar aquí con todos vosotros", agregó la joven cantante estadounidense.

Eilish también dio las gracias a su hermano y "mejor amigo" Finneas, su inseparable compañero musical y aliado en todas sus aventuras profesionales y creativas.

"Esto es algo muy muy gordo", dijo, en su turno sobre el escenario, Finneas.

"Nosotros hacemos música juntos en un cuarto, aún lo hacemos...", explicó al dedicar este premio a todos los niños y jóvenes que sueñan en sus dormitorios con triunfar algún día en la música.

"Vais a conseguir uno de estos", prometió en alusión al Grammy que ellos habían ganado.

"bad guy", uno de los temas más exitosos del álbum "When We Fall Asleep, Where Do We Go?" (2019), se impuso por el Grammy a canción del año a "Always Remember Us This Way" de Lady Gaga; "Bring My Flowers Now" de Tanya Tucker; "Hard Place" de H.E.R.; "Lover" de Taylor Swift; "Norman Fucking Rockwell" de Lana del Rey, "Someone You Loved" de Lewis Capaldi y "Truth Hurts" de Lizzo.

En los Grammy, el galardón a la canción del año reconoce a los compositores de un tema mientras que el premio a la grabación del año distingue los logros de artistas, productores e ingenieros de sonido.

Por su parte, Lizzo, quien comenzó la velada con el mayor número de nominaciones, recibió premios a la mejor actuación de una canción de R&B por el tema "Jerome", mejor álbum contemporáneo por el disco "Cuz I Love You" y mejor actuación vocal como solista en una canción pop por "Truth Hurts".

Mientras, Demi Lovato regresó a los escenarios en los Grammy tras la crisis de ansiedad que experimentó por una sobredosis en2018, con una actuación que puso en pie al auditorio donde se reunieron las principales estrellas de la música actual.

La importancia de este momento para Lovato era tal que, al comienzo de su interpretación y por los nervios, la cantante tuvo que parar y comenzar de nuevo la balada a piano que interpretó de forma sentida en el centro del auditorio Staples Center de los Ángeles, sede de los 62 Premios Grammy.

La actuaciónfue especialmente emocionante porque el tema que cantó, "Anyone", lo escribió días antes de su hospitalización por una sobredosis que sufrió en verano de 2018.

Gran noche para Marc Anthony, Alejandro Sanz y Rosalía

Rosalía, Alejandro Sanz y Marc Anthony fueron algunos de los artistas latinos que salieron como vencedores en la 62 edición de los Grammy.

Debido a la gran cantidad de categorías que reconocen cada año los Grammy, la Academia de la Grabación divide su ceremonia en dos partes: una gala previa, que no se televisa y donde se entregan la mayoría de galardones; y la gran ceremonia, que tiene lugar en la tarde y que anuncia los premios más populares ya ante las cámaras.

De esta forma, las categorías que reconocen a la música latina se dieron a conocer en la gala previa.

Marc Anthony ganó el Grammy en la categoría de Mejor álbum latino tropical, por la producción "Opus". El intérprete nacido en Nueva York de padres boricuas se impuso así a Luis Enrique, Juan Luis Guerra, Aymée Nuviola y Vicente García, quienes competían en la misma categoría. Este es el tercer Grammy anglosajón que recibe Marc. Anteriormente fue galardonado por los álbumes "Contra la corriente" en 1999 y "Amar sin mentiras" en 2005.

La española Rosalía ganó por su parte, el Grammy al mejor disco latino de rock, urbano o alternativo por su álbum "El mal querer" en la 62 edición de los premios de la Academia de la Grabación que se está celebrando hoy en Los Ángeles.

La artista española se impuso a los también nominados "X 100PRE" de Bad Bunny, "Oasis" de J Balvin y Bad Bunny, "Indestructible" de Flor De Toloache, y "Almadura" de iLe.

Rosalía se mostró muy emocionada sobre el escenario y dio un discurso en el que combinó español, catalán e inglés.

"Mil gracias. Y felicidades a todos los otros nominados. Realmente os admiro. Es un honor haber estado en la misma categoría que vosotros", afirmó.

Rosalía dijo también que era "un honor" recibir este premio, pero que, lo que le verdad le emocionaba, era poder actuar en directo en los Grammy "con una actuación inspirada en el flamenco".

"Esto significa mucho para mí", aseguró la cantante, quien agradeció, asimismo, a quienes han "abrazado" su proyecto.

Por otro lado, Rosalía dedicó su gramófono dorado a su equipo y familia, "por tomar riesgos todo el rato", y lanzó "bendiciones" para la música latina y los ritmos de todo el planeta.

El compatriota de Rosalía, el afamado cantautor Alejandro Sanz ganó el Grammy en la categoría de Mejor álbum de pop latino por la producción "#ELDISCO".

En esa categoría competían también el boricua Luis Fonsi, los colombianos Maluma y Sebastián Yatra y el venezolano Ricardo Montaner.


💬Ver 0 comentarios