La visita del cantautor a la urbanización Santa Elena de Guayanilla, resultó una sorpresa para los estudiantes. ( Especial para El Nuevo Día/Jorge A. Ramírez Portela)

GUAYANILLA – Lo que comenzó con un tuit el 20 de enero de Tommy Torres en que mencionaba la educación en línea como alternativa para los estudiantes de escuelas públicas en el suroeste, ha dado paso a una cadena de colaboración económica que llevó al cantante hoy a este municipio para ser testigo de los primeros frutos del esfuerzo.

Allí, en la residencia de la maestra de química Julissa Pacheco, Torres conoció a una decena de estudiantes de la Escuela Superior Ocupacional y Técnica de Yauco, a quienes apadrinó junto a su esposa Karla Monroig y otros artistas como Jacobo Morales, Ignacio Peña, Yizette Cifredo, Gustavo Laureano y Javier Hiram, de Vivanativa.

De hecho, fue Peña quien primero le habló del concepto.

Quería venir personalmente para preguntar cómo está funcionando y cómo va la cosa. Si vamos a seguir empujando esto, quisiera tener más información, verlo con mis propios ojos”, dijo Torres a El Nuevo Día.

La Escuela Virtual es una iniciativa de la OE Foundation. Su fundadora Soraya Sesto, explicó que se trata de una plataforma educativa que se puede utilizar a través de teléfonos móviles o computadora, y que les permite a estudiantes tener acceso a su currículo, las lecturas asignadas y trabajos. El costo es de $50 por estudiante y el grupo de artistas cubrió la cantidad para 257 estudiantes de la Escuela Superior Ocupacional y Técnica de Yauco, específicamente los grupos de química y de ciencias ambientales.

La organización, cuyo sistema se adapta a estudiantes que carecen de acceso a internet, también ha provisto la plataforma educativa a una treintena de estudiantes y siete maestros de varios planteles que se están congregando en el barrio Seboruco, de Peñuelas.

Según cifras del Departamento de Educación, hay alrededor de 35,000 estudiantes de escuela pública entre los municipios de Guánica, Guayanilla, Jayuya, Maricao, Peñuelas, Ponce, Villalba y Yauco.

“Había esta cantidad de niños y maestros en el suroeste de Puerto Rico que no iban a tener la posibilidad de educarse por un tiempo y decidimos desarrollar la iniciativa y hacer un llamado a crear una alianza entre individuos, organizaciones de diferentes tipos para pedirles que dijeran presente para adoptar niños que puedan recibir la herramienta de la Escuela Virtual”, explicó Sesto.

La visita del cantautor a la residencia de Pacheco, en la urbanización Santa Elena de Guayanilla, resultó una sorpresa para los estudiantes y padres congregados.

Torres no cesó de preguntar acerca del funcionamiento de la aplicación y llegó a bromear con que parecía tan buena que los estudiantes no iban a querer regresar a su plantel, averiado por los terremotos que han afectado al país desde el 28 de diciembre.

Según el director de la escuela, Samuel Ferrer Colón, si bien el plantel no ha sido inspeccionado, “tendrían que despedirme para yo usarla”.

“Pero es una obligación del Estado, jóvenes, completar el curso escolar. Ustedes no lo van a perder, aun en crisis y desastres, está escrito en ley que moralmente, nosotros como educadores queremos que completen su cuarto año y lo van a lograr. Va a ser una graduación sin precedentes”, dijo Ferrer Colón a padres y estudiantes.

La maestra Pacheco explicó que la plataforma educativa “está alineada con los estándares del Departamento de Educación”.

“Es el mismo contenido que estoy usando en mi sala de clases. Se trata de utilizar una plataforma digital para retomar el proceso de enseñanza”.

Tras una breve sesión de fotos con los estudiantes, Torres dijo estar impresionado con la receptividad de los estudiantes a la aplicación.

“Venía con muchas preguntas porque es algo ambicioso. Es una iniciativa creativa, ambiciosa y novedosa y tener el insumo de los estudiantes los padres, los maestros y el principal era superimportante. Es lo que me deja saber si es una idea que se ve bien en papel, ver cómo funciona”, dijo Torres a El Nuevo Día. “Y me parece que va a funcionar y estos estudiantes van a poder continuar con sus materias y terminar su grado”.

A la normalidad

La voz de “Como antes” recalcó en lo fácil que, por $50 se puede lograr que un estudiante retome la normalidad escolar.

“Ahora vamos a hacer una campaña para exhortar a más gente para adoptar niños, una clase en un pueblo, una comunidad… de la manera que puedan”, dijo.

Xavier Ayala Vargas, estudiante de cuarto año y residente en Yauco, dijo que era un honor formar parte del programa.

“Es una plataforma útil. Podemos usarla desde nuestras casas y nuestros padres pueden estar más tranquilos porque nos tienen cerca y nos pueden ayudar”, expresó el joven, quien aspira a ser ingeniero mecánico.

Brian Berrocales, también estudiante de cuarto año, pensó que con el cierre de las escuelas a causa de los terremotos perdería el semestre y se retrasaría su entrada a la universidad.

“La herramienta de la Nueva Escuela Virtual es sencilla y fácil de usar. Aquel que se quiera motivar y entrar en ella, lo recomiendo”, dijo.

Yadielis Soto, quien aspirar a ser farmacéutica, también pensó que perdería el semestre escolar.

“Mi mamá pensó en cambiarme de escuela para poder completar el semestre, pero gracias a esta iniciativa puedo completarlo”, aseveró a El Nuevo Día.


💬Ver 0 comentarios