Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

BOSTON - Basta caminar con Fabiola Méndez Quiñones por las frías calles aledañas a la Universidad de Berklee para saber que esta puertorriqueña se ha hecho sentir entre la comunidad de este  centro educativo.

Lleva dos semestres en esta universidad, pero esta gurabeña parece que lleva toda una vida en esta institución académica.

“Hey, Fabiola”, la saludan una y otra vez estudiantes, profesores, personal administrativo y hasta los guardias de la universidad. Ella responde con una sonrisa que ilumina y con un “hey” o “hola”, que no duda en repetir con   alegría y sinceridad.

Quizás en Puerto Rico no muchos conozcan el nombre de Fabiola Méndez Quiñones, pero esta joven de 19 años está haciendo historia en Berklee al introducir el cuatro puertorriqueño en esta prestigiosa universidad dedicada a la formación musical. 

Fabiola comenzó a interpretar nuestro  instrumento nacional cuando tenía seis años  en el Instituto Musical en Manatí, luego continuó su conocimiento en la Rondalla de Humacao y en la Escuela Libre de Música de Caguas. Gracias a los profesores que tuvo en la Libre fue que llegó a participar de los talleres Berklee en Puerto Rico (razón de ser del Puerto Rico Heineken Jazz Fest) que le abrieron el camino para estudiar becada en esta universidad. 

“Soy la primera puertorriqueña en estudiar cuatro en Berklee, así que imagínate que honor”, expresó durante una visita que hizo El Nuevo Día a la universidad a finales de febrero. 

“Hay un amigo que toca el cuatro venezolano, pero el cuatro venezolano es otra cosa. Cuatrista puertorriqueña, yo soy la única. Cuando yo llegué aquí la gente me preguntaba qué era esto, incluyendo a mi profesor de instrumento, que es un guitarrista. Él había visto el cuatro porque yo vine (en escuela superior) a un programa que hace Berklee que es el Five Week Performance Program, y a través de mí fue que él conoció mi instrumento”, narró la joven quien estudia en el Departamento de Guitarra. 

Fabiola supo desde muy joven que quería formarse en  música, lo que jamás imaginó es que lo haría en esta institución, la cual llegó a conocer gracias a los talleres de Berklee en Puerto Rico, un programa de una semana donde profesores de esta institución viajan a la Isla para dar diversos cursos  de música. 

La preparación que recibió en la Isla, dijo, fue vital para lograr audicionar y ser becada por la universidad y por la empresa Méndez & Compañía.

“Cuando uno llega a Berklee te dan un examen de ubicación y gracias a la Libre y a todos los conocimientos que obtuve, hay clases en las que caí en el último semestre de esa clase, así que son varios créditos que me ahorré y adelanté, gracias a que aproveché el tiempo en la Libre”, precisó sobre la importancia de esa formación en Puerto Rico. 

Pero más allá de su educación formal, esta joven vienede  una familia musical, donde siempre se privilegió la música y cultura puertorriqueña.  

“Desde chiquita he estado bien envuelta en lo que es esto de la música típica y de la cultura porque mi familia, pues, somos de campo”.

“Mi papá tocaba el cuatro y cuando nací, lo dejó. Un día yo lo encontré guardado en un clóset de casa y mostré curiosidad. Mi papá me dijo 'vamos a ver qué pasa' y me apuntó en las clases”, contó Fabiola.

Desde entonces, esta joven le dedica de una a cuatro horas diaria a practicar su instrumento, el cual quiere internacionalizar a través del jazz y de otros ritmos populares que continúa aprendiendo en la universidad.   

“Nunca en mi vida dejaré de tocar música típica porque esa es mi pasión y me encanta y cada vez que alguien me dice toca algo, toco un aguinaldo jíbaro, pero quiero demostrar que el cuatro es un instrumento como cualquier otro y que se puede tocar en cualquier tipo de música, ya sea rock, ya sea jazz, ya sea en un grupo de pop, tocando música típica, en música clásica”,  opinó. 

Fabiola destacó que antes de tomar los talleres de Berklee en Puerto Rico era poco lo que conocía del jazz, pero que ahora, que ya estudia en esta institución, está fascinada con este ritmo que  le ofrece un sinfín de posibilidades creativas. Así lo dejará demostrado mañana, a las 6:00 de la tarde, cuando se presente junto a otros estudiantes puertorriqueños  en el evento La Ventana al Jazz, en Condado. 

Allí presentará la pieza de su autoría ¿Cuándo volarás Alicia?, que también dirigirá, con la guía de su profesor Eguie Castrillo, único puertorriqueño en dar clases en Berklee. 

Este será un momento especial en la incipiente carrera de esta joven, pues será la primera vez que se presente en su país con una nueva información musical y mostrando otros colores de su instrumento, el mismo con el que desea escribir una nueva historia. Su propia historia.