Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

La banda Queen en el vídeo de "Bohemian Rhapsody". (GFR Media)
La banda Queen en el vídeo de "Bohemian Rhapsody". (GFR Media)

“Bohemian Rhapsody”, la película que cuenta la historia de la icónica banda Queen, promete llevar a la audiencia a una trayectoria durante emocionantes momentos del mundo de la música y sobre todo del reconocido cantante Freddy Mercury.

La película comienza y termina con la actuación icónica de Queen en Live Aid. Este concierto fue uno de los eventos culturales más importantes de la década de los 80, donde reunió a las superestrellas más grandes del mundo para hacer un concierto benéfico en dos recintos: el estado de Wembley en Londres y el estadio John F. Kennedy en Filadelfia, el 13 de julio de 1985.

El objetivo del concierto era recaudar fondos para los afectados por la hambruna en Etiopía.

El evento lo vio una audiencia que alcanzó 1.9 mil millones de personas en 150 países de todo el mundo.

La decisión de cerrar la historia con esa increíble presentación en directo cobró sentido para el productor Graham King y su equipo. El concierto se dio en un momento crucial de la banda, cuando se reunieron nuevamente luego de que Mercury se mudara a Alemania, donde había grabado dos álbumes como solista.

La presentación de Queen fue una inyección de energía para los organizadores de Live Aid.

“La gente lo estaba viendo en el Reino Unido, pero no estaban llamando para donar dinero, que de eso se trataba todo el concierto”, comentó King. “Freddie subió al escenario e interpretó un set que la banda había ensayado durante tres semanas, así que fue un set perfecto de 20 minutos. Le hizo entender a la audiencia de qué se trataba todo el evento”.

King cree que los antecedentes multiculturales de Freddie contribuyeron en la explicación del por qué sucedió esto.

“Me parece que Freddie fue alguien que hacía que la gente se uniera sin importar su raza, sexualidad o nacionalidad; la gente se juntaba cuando Freddie subía al escenario. Fue un momento que te daba escalofríos. Cuando Freddie le dijo a la gente que llamara por teléfono, la gente escuchó y comenzó a hacerlo. La presentación de Queen fue la que tuvo la donación más grande”, indicó.

Cada uno tiene sus propios recuerdos de ese día, pero tuvo un significado especial para aquellos que se presentaron ahí, en especial para el guitarrista de la banda Brian May. “Recuerdo la adrenalina; todo era acelerado y emocionante. Porque era algo irrepetible y un poco aterrador, aunque de una manera muy agradable”, manifestó May quien es interpretado por Gwilym Lee en el filme.